Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 23 de agosto de 2019

Cargando...
Cargando...

Delinquen en Juárez antes que ’maras’

257

Delinquen en Juárez antes que ’maras’

El Gobernador de Chihuahua advirtió a los estudiantes de bachillerato sobre los riesgos que enfrenta la juventud

El gobernador del Estado de Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas, advirtió a los estudiantes de bachillerato, sobre los «grandes riesgos» que aquí enfrenta la juventud y los conminó a salir adelante en medio de una «crisis de valores», al iniciar esta semana las actividades administrativas, en el marco de su compromiso, de estar presente en la emergencia social que vive la ciudad.

Precisó que nadie vendrá a Ciudad Juárez, a hacer lo que «los chihuahuenses unidos con los tres órdenes de Gobierno, no realicen por sí mismos».

Mientras tanto, Marco Castillo, operador del programa de jóvenes en Juárez, y con 20 años de experiencia en grupos vulnerables de países de Centro y Sudamérica, dijo que en Ciudad Juárez, la edad de quienes ingresan a las pandillas es de 12 años, una edad mucho menor a la que se registra en otros grupos, entre estos la ‘mara salvatrucha’.

El Jefe del Ejecutivo Estatal, acompañado de su esposa, Claudia Garza y de la secretaria de Educación, Guadalupe Chacón Monarrez, dieron el pésame y sus respetos a los amigos de José Adrián y José Luis, dos de los jóvenes que fueron acribillados el 30 de enero en Villas de Salvárcar.

En una charla de amigos y de forma improvisada, el gobernador se reunió con alumnos del Colegio de Bachilleres, para decirles a los estudiantes que cuando se programaron las visitas, se estableció que el 9, sería el primer plantel de Bachilleres en el cual estaría presente.

Tiempos díficiles

Dijo que más relevante que las obras y la infraestructura, es atender las necesidades humanas y darles el pésame a los amigos de los estudiantes que recientemente perdieron la vida en «tiempos difíciles».

Reyes Baeza destacó que en la actual administración, el gobernador ha realizado más de 200 visitas y no obstante las obras y los avances en la frontera, es más importante -dijo- emprender una cruzada para salir delante de la «crisis de valores» que se vive en la actualidad, y en esta lucha los estudiantes deben jugar un papel fundamental.

Expresó que la pérdida de valores se combate con el fomento del respeto por la legalidad, el respeto a los padres, a compañeros de banca, de transporte y de toda la sociedad.

Exhortó a los educandos a estar atentos para advertir los grandes riesgos que enfrenta la juventud, a tener objetivos claros y a no dejarse arrastrar por las tendencias negativas que ocasiones presenta la vida.

Apuntó ante el estudiantado del Colegio de Bachilleres, que las grandes ventajas de Juárez para el desarrollo económico y social, son a la vez muy atractivas para quienes se dedican a actividades ilícitas.

Resaltó que estos tiempos complicados, «nadie vendrá a hacer lo que los chihuahuenses unidos con los tres órdenes de Gobierno, no realicen por sí mismos», por lo cual los invitó a reflexionar para ser mejores alumnos, mejores hijos, mejores hermanos, mejores compañeros y en general, mejores seres humanos.

También les pidió no caer en la desesperanza y a redoblar esfuerzos para sumarse a esta cruzada a favor de los valores, que aportará grandes beneficios a la sociedad juarense.

Menores de 12 se incorporan a las pandillas

Marco Castillo, coordinador de los programas de atención a jóvenes en la ciudad, expresó que la edad de iniciación a las pandillas en Ciudad Juárez, es menor a la que se tiene registrada en países de centroamerica , donde se localizan las «violentas maras».

Castillo ha participado con programas sociales y de atención a grupos de jóvenes vulnerables en los países de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Expreso que es urgente atender a los jóvenes en esta frontera y aprovechar la viabilidad que da, el que los grupos aquí, no se han tan «cerrados» como las Maras, aunque aquí el problema que se proyecta, dijo, es que cada vez es mas corta la edad de los jóvenes que se deciden a participar y a ingresar a las pandillas.

Los jóvenes de 12 y 13 años ya están enfrentando actividades delictivas, aseveró.