Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 19 de septiembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Denuncia DEA desesperación del narco

673

Denuncia DEA desesperación del narco

La DEA considera que los cárteles de la droga han arreciado sus ataques contra las autoridades porque están desesperados

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) considera que los cárteles de la droga en México han arreciado sus ataques contra las autoridades porque están desesperados ante las acciones del Gobierno federal.

«(Los cárteles) están haciendo intentos desesperados. Están atacando a las autoridades mexicanas, quieren realizar una campaña de terror, y su meta es romper la voluntad del pueblo mexicano», afirmó Ralph Reyes, jefe de la oficina de la DEA para la sección de México y Estados Unidos.

Subrayó que las acciones antinarco obligan a los delincuentes a diversificar sus actividades ilegales, incursionar en nuevos mercados, buscar a nuevos proveedores de materia prima y hacerse del control de nuevas rutas de trasiego.

«Ahora se están trasladando a otras regiones y a otros sectores. Por ejemplo, están empezando a utilizar América Central como una plataforma de transporte (a Estados Unidos), lo que implica costos adicionales».

Según informes de la DEA, los cárteles del Pacífico, Juárez, Tijuana, Golfo, Beltrán Leyva y la Familia se disputan actualmente el control de siete entidades que resultan estratégicas en el centro y el norte del País: Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Zacatecas, Nuevo León y Tamaulipas.

«Las influencias de las organizaciones cambian constantemente. Hay áreas donde hay coincidencias de varios cárteles, pero una de las cosas más importantes es que todos tienen alguna representación en el centro (del País)», señaló Cris Kabel, subjefe de la sección para México y América Central de la DEA.

No paran las ejecuciones

A toda acción el narco responde con una reacción: ejecuta.

En los primeros siete meses del año, México registró 47 por ciento más de muertes ligadas al crimen organizado en comparación con el año anterior y un 134 por ciento superior a las de 2007.

Según la base de datos de Grupo Reforma, hasta el 24 de julio, se han reportado 3 mil 397 ejecuciones, mientras que en 2008 eran 2 mil 305.

Además, la ejecución de policías y militares va al alza: en 2007, fueron 196 elementos, y en 2008, 289. En lo que va del año, ya se cuentan 277.