Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 22 de abril de 2019

Cargando...
Cargando...

Derrota campesino a Wal-Mart

739

Derrota campesino a Wal-Mart

Raúl Ávila Andujo se sorprendió cuando supo que había ganado la demanda que interpuso contra Wal-Mart

Raúl Ávila Andujo se sorprendió cuando supo que había ganado la demanda que interpuso contra Wal-Mart por retirarle el transporte que lo llevaba de La Villita, su pueblo, a Chihuahua, y obligarlo a gastar sus vales de despensa en las propias tiendas de la cadena.

Durante seis años fue asociado del gigante del comercio en el departamento de frutas y verduras; la propia multinacional, que tiene operaciones por 315 mil millones de dólares, buscó empleados en su comunidad, de 400 habitantes.

Durante el tiempo que laboró le descontaron cada quincena 400 pesos por concepto de “despensa”. Raúl piensa que era una buena prestación. “Pues mire, legalmente…, como no sabe uno de leyes, uno lo ve normal”. De repente la compañía quitó el transporte.“Nomás nos dijeron: el trabajo ahí está, pero vénganse como puedan. Fue lo mismo que nos despidieran.

Entonces fue cuando decidimos demandar, pero creímos que todo iba a ser aquí”. A más de un año de haber interpuesto la queja en la Junta Local de Chihuahua, el máximo tribunal del país resolvió a su favor.

El jueves pasado, la Corte anuló el plan de Previsión Social de Wal-Mart que obliga a sus trabajadores a canjear sus vales únicamente en las tiendas de la cadena. Comparó ese esquema con las “tiendas de raya” del porfiriato, en las que el patrón forzaba a sus empleados a comprar en sus almacenes.

Mensajes

  1. Jesadec

    Ya era tiempo que a estos trasnacionales les tocara una patada en el trasero, bien por el compa Raul.
    «Asociados», apodo burlón para los empleados mal pagados de estos pránganas.

  2. Braulio

    Sólo quiero comentarles que esta «supuesta» derrota a la gran transnacional perjudicó a todos los empleados de la cadena, pues debido a la sentencia de la Corte, ahora los actuales empleados vieron mermados sus ingresos, pues el subsidio que la empresa daba en vales de despensa (independiente de la aportación del empleado a sus vales)les fue retirado a todos y ahora no pueden comprar lo mismo que antes. De $650 pesos que les daban (dependiendo el puesto) ahora solo perciben alrededor de $250. ¿Cuál fue el triunfo de los trabajadores? Ninguno, a menos que demanden a Raúl Ávila Mandujano y comparta sus millones.