25.94°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Jueves 26 de marzo de 2009

Destina EU 720 mdd a modernizar cruces

El gobierno de Barack Obama destinará 720 millones de dólares para modernizar los pasos fronterizos con México


El gobierno de Barack Obama destinará 720 millones de dólares para modernizar los pasos fronterizos con México

La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, anunció ayer que el gobierno de Barack Obama destinará 720 millones de dólares para modernizar los pasos fronterizos con México, con el objetivo de incrementar el comercio y los viajes entre las dos naciones.

El anuncio se produjo después de que Clinton se reunió en la Ciudad de México con el presidente Felipe Calderón y con la canciller Patricia Espinosa.

Clinton dijo en rueda de prensa conjunta con Espinosa que los 720 millones de dólares “ayudarán a incrementar el comercio legal y los viajes, haciendo los pasos fronterizos entre nuestros dos países más eficientes”.

Al respecto, el Gobierno Municipal “aplaudió” el anuncio de la secretaria de Estado, porque consideró que más allá del impacto económico, comercial y social que tendrá para los dos países el mejorar los cruces fronterizos, representa un cambio de actitud hacia México del gobierno que preside Barack Obama.

“Hay que hacer notar y aplaudir ese cambio”, manifestó al conocer la noticia el presidente de Juárez, José Reyes Ferriz, quien además es el coordinador de los alcaldes de los 39 municipios fronterizos del norte de México.

Clinton recordó que la crisis financiera internacional ha demostrado “cuán cercanas” son las relaciones entre las dos naciones, que comparten una frontera de 3 mil 200 kilómetros, uno de los mayores pasos limítrofes de personas y mercancías del planeta.

Más en el caso de México y Estados Unidos, que tienen “una de las relaciones más importantes entre dos países en el mundo”, consideró Clinton.

“Subimos y bajamos juntos”, recordó, al tiempo que remarcó el hecho de que el comercio bilateral será “una parte crucial” de la recuperación económica de ambas economías.

Reyes Ferriz dijo que “es importante el cambio de actitud del gobierno norteamericano en relación con México; mientras el gobierno anterior se dedicó a construir barreras entre los dos países, la nueva administración está dedicándose a agilizar el intercambio comercial y el de personas entre las dos naciones y eso es de gran importancia”.

Como socios comerciales, dijo Reyes Ferriz, en la medida en que tengamos agilidad de movimiento de mercancías, en esa medida vamos a tener crecimiento económico los dos países.

Agregó que desde el punto de vista fronterizo, esta inversión representará para la región una ventaja competitiva enorme porque aquí hay una gran experiencia en el área de manufactura y en el comercio con Estados Unidos, pero los cruces no han crecido ni se han modernizado lo suficiente para cubrir las demandas y necesidades de los usuarios.

“Era necesaria la inversión, los cruces fronterizos no han crecido en la medida que ha crecido la población y el comercio entre los dos países, con esto no vamos a alcanzar a superar el déficit que ya teníamos, pero obviamente que se da un avance significativo que es muy importante para nosotros, entonces estamos muy contentos”, afirmó.

Reyes Ferriz comentó que, de hecho, la modernización de los puentes internacionales era una de las principales demandas de los alcaldes fronterizos y la respuesta a este planteamiento siempre fue que faltaban recursos para hacer las mejoras en infraestructuras.

El diputado federal por Juárez, Enrique Serrano Escobar, coincidió con el alcalde Reyes Ferriz, de que se trata de un anuncio que genera buenas expectativas y beneplácito a los fronterizos.

“Esto de alguna manera manda una señal en muy buenos términos por parte del gobierno del presidente Barack Obama, que por anticipado está disponiendo de esos recursos, eso quiere decir que hay una buena voluntad para mejorar las relaciones bilaterales”, expuso.

En la ciudad de México, Hillary Clinton agradeció a Calderón y Espinosa “por el importante papel que están jugando para darle forma a la agenda del G-20”, en uno de los pocos momentos en que se refirieron al tema económico, pues su visita a México, iniciada ayer y que concluirá hoy jueves en Monterrey, estuvo centrada en la seguridad.

“Nuestra relación es más grande que cualquier asunto, incluyendo este”, indicó la secretaria de Estado sobre la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Por su parte, Espinosa remarcó la importancia de “invertir con decisión en la infraestructura fronteriza, con una visión integral de mediano y largo plazo” para hacer que ese espacio “sea un polo para elevar la competitividad”.

El diputado Serrano Escobar mencionó que todas las inversiones, esfuerzo y trabajo que Estados Unidos haga por mejorar las relaciones bilaterales representan siempre un gran beneficio para los mexicanos, principalmente para los fronterizos.

“Invertirle a los cruces fronterizos de alguna manera viene a darle un mejor servicio tanto a los ciudadanos mexicanos que cruzan a diario, pero tendrá que impactar positivamente también las relaciones comerciales entre los dos países, porque la comunicación y el transporte para la industria maquiladora seguramente se verán beneficiados, es algo muy bueno”, anotó.

Por otra parte, la canciller mexicana Patricia Espinosa restó trascendencia a las diferencias surgidas entre los gobiernos de México y Estados Unidos en los últimos días a raíz de la suspensión de un programa piloto de Washington para el paso de camiones de carga mexicanos en el lado estadounidense de la franja fronteriza.

La decisión llevó a México a subir aranceles a 90 productos estadounidenses como represalia.

“Es un tema que viene de antes, que ha sido un tema difícil entre nuestros países desde hace mucho tiempo, que no se refiere específicamente a esta coyuntura”, aclaró.

El contencioso se remonta casi a la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre EU, Canadá y México, en 1994.

“Lo importante que debemos resaltar es el hecho de que los dos gobiernos hemos expresado una clara voluntad política de trabajar juntos para encontrar una solución que beneficie a ambos países y que nos permita cumplir con las obligaciones que hemos contraído”, dijo Espinosa en tono conciliador.