Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 20 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Detectan 238 narcopistas en Chihuahua

549

Detectan 238 narcopistas en Chihuahua

La Sedena reportó el hallazgo de más de 2 mil 384 pistas clandestinas del crimen organizado a lo largo del país

Distrito Federal— La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportó el hallazgo de más de 2 mil 384 pistas clandestinas construidas por el crimen organizado para el trasiego de droga a lo largo del país, entre 2006 y 2009, de las cuales 238, es decir un 10 por ciento, se han encontrado en Chihuahua.

De acuerdo con información proporcionada por la dependencia a través del sistema Infomex-Gobierno Federal, fue en 2007 cuando más destrucciones de pistas se llevaron a cabo, al elevar el número a 879, mientras que en el año 2008 fueron desmanteladas 767; en el 2006, 677; y en enero de este año, 61.

A nivel nacional, es en Sonora donde más infraestructura ilegal se ha localizado, pues en ese estado fueron destruidas 641 narcopistas, seguido por Baja California, con 535; Durango, con 369; Sinaloa, con 334 y Chihuahua, con 238, que en conjunto suman un poco más del 88 por ciento del total encontrado.

Otras entidades en las que también fue detectada esa infraestructura, aunque en mucho menor cantidad, son Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Coahuila, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Veracruz, Yucatán, Zacatecas, Nuevo León, Tamaulipas, Estado de México, Morelos, Oaxaca, así como Puebla.

Mientras que las entidades que no fueron mencionadas en el listado fueron Tlaxcala, Hidalgo, Distrito Federal, Querétaro, Guanajuato, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán.

En cuanto a los municipios, Ensenada es uno de los principales focos rojos identificados por los elementos castrenses, pues más del 50 por ciento del total de pistas clandestinas construidas en Baja California se encuentran en esa demarcación, ya que en una extensión territorial de 52 mil 646 kilómetros cuadrados se han construido 368 pistas clandestinas para recepción de drogas.

Con respecto a Chihuahua, los municipios de Guadalupe y Calvo, Guazapares y Guachochi son en los que se localizaron más narcopistas, sumando un total de 141 campos de aterrizaje durante los tres años, es decir, casi el 60 por ciento de la infraestructura ilícita del estado.

En tanto, ha sido durante los últimos tres años cuando más pistas clandestinas se han encontrado y destruido en este estado, pues en cinco años del gobierno foxista, de 2000 a 2005, se localizaron y demolieron en la entidad 252, un promedio de 50 por año.

De acuerdo con información recabada por el periódico Excélsior, a través del Sistema de Información Hemisférico se han detectado las principales rutas y bitácora de vuelos.

“Sin embargo, las operaciones de intercepción se dificultan ya que, en algunas ocasiones, los sitios de aterrizaje sólo se usan en una vez”, se advirtió.

En tanto, se explicó en el texto basado en un “informe oficial”, cualquier estancia o terreno privado puede ser utilizado para esta actividad delictiva, con un grupo de trabajo integrado por cinco elementos y una labor constante durante siete días, podría generar el acondicionamiento de 700 metros para el descenso y entrega de un cargamento de droga.

A pesar de ello, se señala, en los últimos tres años también se ha registrado el uso de plantaciones o incluso en rutas terrestres de comunicación poco transitadas, para el aterrizaje de aeronaves

“Las pistas tienen una extensión que va de los 300 a los 700 metros; en el reporte se detalla que la mayoría de los puertos aéreos clandestinos se ubican cerca de postes de luz, que pintan de color fluorescente, para que el lugar sea identificable incluso por la noche”, se advirtió.

Incluso, se dijo, los especialistas aseguran que las avionetas Cessna son las preferidas de los narcotraficantes; se trata de modelos pequeños que pueden maniobrar a bajas alturas y modificables en su estructura interior para transportar la droga.

Muchas veces sólo tocan suelo, descargan la droga y levantan vuelo rápidamente para evitar ser detenidos.

“De acuerdo con el mapeo de operaciones aéreas, el cártel de Tijuana podría estar coordinando y ejecutando el mayor número de operaciones ilícitas a través de este sistema; el documento elaborado por la Sedena detalla que, del 1 de enero de 2006 al 28 de febrero de 2009, se aseguraron 535 pistas clandestinas en Baja California”, se subrayó.

La dependencia federal decidió abrir esta información luego de años de decenas de solicitudes de información en donde se le pedía a la Sedena dar a conocer la ubicación de las narcopistas.

En repetidas ocasiones el órgano castrense contestó que “(…) Por lo que respecta a la ubicación y día de su localización, de conformidad con el artículo 13 fracción I de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, dicha información es de carácter reservada, debido a que son actividades relacionadas con operaciones militares que se llevan a cabo en la lucha frontal contra el narcotráfico y el darlo a conocer con esa precisión, atenta contra la seguridad nacional y el orden interno, en razón de que en caso de que se hiciera pública esta información, podría utilizarse por organizaciones delictivas para evitar las operaciones militares, afectando seriamente las actividades de prevención del delito”.