Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 29 de mayo de 2020

Cargando...
Cargando...

Detención de sobrino de Osiel Cárdenas fue por ’casualidad’

423

Detención de sobrino de Osiel Cárdenas fue por ’casualidad’

Rafael Cárdenas fue arrestado cuando conducía una camioneta sin placas y a exceso de velocidad en Port Isabel, Texas

Dallas— La detección y aprehensión en Texas del presunto narcotraficante Rafael Cárdenas Vélez, sobrino del jefe del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, fue por casualidad y no por una investigación policiaca, informaron hoy las autoridades.

El Departamento de Policía de Port Isabel, comunidad ubicada al este de Brownsville, en el extremo sureste de Texas, indicó que el pasado 20 de octubre uno de sus agentes marcó el alto a una camioneta sin placas, que era conducida a exceso de velocidad.

Señaló en un comunicado que el policía notó ’discrepancias’ en las identificaciones mexicanas que le proporcionaron tres de los cuatro ocupantes del automóvil, incluyendo la que entregó Cárdenas, quien viajaba como pasajero en el asiento delantero.

El policía sospechó que se trataba de inmigrantes indocumentados y llamó al lugar a los agentes de la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE), que los entrevistaron y determinaron sus verdaderas identidades.

El reporte del Departamento de Policía de Port Isabel desmintió versiones periodísticas que circularon este miércoles en Texas, en las que se indicaba que había sido aprehendido tras una investigación de agentes federales.

De hecho, antes de su detención, Rafael Cárdenas Vélez, a quien se le conoce también como ’El Junior’ no enfrentaba ningún cargo por delito criminal en este país.

Las dos acusaciones por las que ahora permanece recluido en una cárcel federal de Brownsville bajo custodia del Servicio del Alguacil de Estados Unidos, fueron presentadas a raíz de su detención.

La Oficina del Procurador Federal para el Sureste de Texas interpuso dos cargos en su contra; uno por conspirar para distribuir narcóticos y otro por el mal uso de una visa.

Ambas acusaciones están sustentadas en una declaración jurada de Tomás Salazar, agente especial del Departamento de Seguridad NacNacional (DHS) de Estados Unidos, quien entrevistó a Cárdenas y éste de manera voluntaria confesó ambos delitos.

La detención de Cárdenas se conoció hasta este martes luego de que el juez federal Ronald G. Morgan, aceptara la petición de la Procuraduría Federal de desclasificar la declaración jurada de Salazar.

En dicho documento, Salazar informó que Cárdenas admitió, una vez identificado por las autoridades estadunidenses, haber estado involucrado en el transporte e importación de marihuana y cocaína a Estados Unidos durante varios años y hasta el día de su detención este 20 de octubre.

Cárdenas notificó este miércoles a Morgan, juez a cargo de su caso, la contratación de los abogados de McAllen, Roberto J. Izaguirre y C.J. Quintanilla para fungir como sus defensores ante la corte.

Los dos abogados formaron parte del equipo de defensa que representó a su tío, Osiel Cárdenas Guillén, durante su juicio el año pasado en Houston, en el que fue sentenciado a 25 años de prisión en una cárcel federal.

En su primera acción este miércoles, los defensores de Cárdenas solicitaron al juez se exentara a su cliente de comparecer en una audiencia preliminar de detención que se tenía programado para este mismo miércoles.

En el momento de su detención, el pasado jueves, Cárdenas proporcionó como identificación un pasaporte mexicano válido a nombre de Pedro González García, de 37 años de edad, originario de Tomatlán, en el occidental estado mexicano de Jalisco.

Uno de sus acompañantes y presuntos guardaespaldas mostró al policía que los había detenido una licencia mexicana a nombre de Germán Alejandro Huízar Marroquín, de 31 años, originario de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Un tercer pasajero se identificó como Francisco Javier Escalante Jiménez, de 31 años, originario de Matamoros, Tamaulipas, y el cuarto pasajero fue identificado como el estadunidense Daniel José Cossio Flores, de Brownsville, Texas.

Ninguno de los tres acompañantes de Cárdenas, está incluido en la acusación que fue presentada en su contra.

La Corte Federal en Brownsville mantiene clasificado un documento en el que, de acuerdo con filtraciones de agentes federales a la prensa, se da cuenta de las propiedades que Cárdenas poseía en el área de Brownsville.

El diario Houston Chronicle apuntó que el arresto de Cárdenas ’se considera especialmente importante’ al destacar que se estaba encumbrando en las filas del cártel tras la muerte hace unos meses de su tío Ezequiel Cárdenas Guillén, alias Tony Tormenta.

A Cárdenas se le ubica también como posible protegido de su famoso tío Osiel, sentenciado el año pasado en Houston a 25 años de cárcel.