Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 25 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Detiene EU en tres años a 130 agentes vinculados al narco

95

Detiene EU en tres años a 130 agentes vinculados al narco

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Interna fueron acusados de corrupción por vínculos con los cárteles de la droga mexicanos

En los últimos tres años, cerca de 130 agentes de Migración y Aduanas, así como de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos han sido arrestados acusados de corrupción por vínculos con cárteles de la droga mexicanos, de ellos, 23 en lo que va de 2011, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés).

En junio pasado, el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Alan Bersin, admitió ante el Subcomité del Senado para Seguridad Interna y Asuntos Intergubernamentales, que a largo de “siete años y decenas de miles de empleados han sido deshonrados por esto, con evidencias de corrupción. Tomamos todos y cada uno de los casos con seriedad”.

Bersin agregó que los agentes participaron en “actos de corrupción, incluyendo el contrabando de drogas, tráfico de indocumentados, lavado de dinero y conspiración”.

De acuerdo con el DHS, las estrategias implican corromper a agentes de diferentes niveles en la frontera para que les informen de operativos, seguimiento de investigaciones y ubicar las acciones del gobierno.

El Servicio de Migración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) informó que uno de sus agentes en activo, Jason A. L., de 34 años, fue detenido el 18 de octubre bajo los cargos de tráfico de drogas, y según los documentos de la corte, también se le acusa por intento de conspiración y de distribución.

El oficial fue arrestado tras pretender huir a alta velocidad mientras arrojaba paquetes mariguana por la ventanilla de su vehículo oficial. Él había estado bajo vigilancia desde hace más de un mes, hasta que un conocido contrabandista arrestado les dio a las autoridades de Arizona una pista en un esfuerzo por recibir una condena menor.

De acuerdo con un denunciante, el detenido utilizaba su cargo de oficial del ICE para obtener droga de cárteles mexicanos, incluyendo el robo. El detenido enfrenta de 15 a 40 años de prisión, precisó Manuel Tarango, vocero de la oficina del fiscal en Phoenix, Arizona.

“ICE está cooperando con las autoridades federales y estatales. Estamos comprometidos en apoyar a las agencias en la investigación de éste incidente”, expresó Vicent Picard, vocero del de la agencia.

Adicionalmente, el ICE reportó que los cárteles incrementaron en los últimos seis meses el cruce de drogas por Arizona.

“Con éstas detenciones hemos dado un significativo golpe a las organizaciones mexicanas del narcotráfico que trasladaban la droga a través del desierto de Arizona”, dijo Matt Allen, agente del ICE en Phoenix.

La mayor detención reciente de miembros de cárteles mexicanos detenidos en Arizona se registró el 13 de octubre pasado, cuando agentes del ICE detuvieron en el centro y sur de Arizona a 17 personas que integraban una red de tráfico de drogas, a los que se les acusa de traficar 22.5 toneladas al mes de México hacia Estados Unidos.

El ICE informó que “la red estuvo traficando drogas desde la frontera de México a través del desierto de Arizona hacia Phoenix”. Las personas acusadas de narco fueron detenidas en Casa Grande, Stanfield, en Phoenix, otras en Tucson, Marana y en la comunidad india de Gila River.

Los narcotraficantes mexicanos utilizan el territorio de Arizona como una vía primaria de tráfico de “generalmente pequeñas cantidades de cocaína, heroína y metanfetaminas en vehículos no comerciales (autos, camionetas y pick up)”, señala información del Centro de Inteligencia de El Paso, Texas.

En tanto, agrega, mediante camiones, con cargas de mercancía o sin ella, transportan droga en cantidades que van desde una tonelada o más hacia Estados Unidos, y “más de 99% de los decomisos que se han hecho entre los puertos de entrada de Arizona y Nuevo México son mariguana”.

Uno de los signos de alerta para las autoridades de Estados Unidos, destaca, fue el incremento de decomisos de heroína por Arizona, lo que “indicaba un potencial aumento de tráfico de la sustancia a través de esa área”, ya que tradicionalmente era introducida por California.