Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 24 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Detienen a feminicida que trabajaba como escolta

475

Detienen a feminicida que trabajaba como escolta

Ramón Pedro Perea Garay “El Cacho” es escolta agente “e” asignado al dueño de una empresa

A través de un proceso de investigación ministerial, se logró esclarecer el homicidio en perjuicio de una mujer que respondía al nombre de Mayela Cobos Tarango, de 17 años, cuyo cuerpo sin vida, fue localizado el pasado 4 de octubre del 2011 en el área de “los llorones”; La detención del imputado se efectuó la tarde del lunes 24 de octubre por medio de una orden de aprehensión en su contra.

Ramón Pedro Perea Garay, es el nombre del probable responsable, le apodan “el cacho”, tiene 36 años y su domicilio en la calle Bugambilias de la colonia Campesina, de actividad laboral, escolta agente “e” asignado al dueño de una empresa, mismo que será llevado a la audiencia de vinculación a proceso por el delito de homicidio doloso de acuerdo a la causa penal 2466/2011.

En las indagatorias ministeriales a cargo de la Unidad de Feminicidios y Delitos de Genero, dieron con el paradero de testigos presenciales de los hechos y se obtuvieron resultados de las periciales en balística y de la necropcia practicada por el médico legista, que estableció que la causa de la muerte fue por herida de proyectil de arma de fuego a la altura de la mandíbula.

El día 4 de octubre del 2011, la víctima Mayela Cobos Tarango junto con el imputado Ramón Pedro Perea Garay y dos personas más del sexo masculino de nombres
Reynaldo y Ubaldo fueron en la camioneta del último en mención a “el herradero” donde estuvieron consumiendo bebidas embriagantes y momentos más tarde había llegado en su vehículo otro sujeto de nombre Víctor, quien solo duro unos minutos.

Se estableció, que el imputado Ramón Pedro Perea Garay “el cacho” tenía un fusil R-15 que cargaba en la camioneta de Ubaldo, arma que posteriormente tomo y la traía consigo al momento en que estaba discutiendo con Mayela cerca de un árbol, los testigos que estaban a unos metros de distancia, de pronto escucharon la detonación y al voltear vieron que la mujer estaba tirada en el suelo y junto a ella estaba el ahora detenido.

Ramón Pedro Perea Garay, que no soltaba el arma, se dirigió a la camioneta y de manera amenazadora les dijo a Reynaldo y Ubaldo que se subieran a la camioneta ordenándole a Ubaldo que le diera por una brecha por el CBTIS donde “el cacho” tiró su arma de trabajo R-15 calibre .223.