Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 4 de diciembre de 2020

Cargando...
Cargando...

Deuda publica estatal

por José Luis Delgado Acevedo 593

Deuda publica estatal

Una mala administración financiera del gobierno de José Reyes Baeza Terrazas es fácilmente comprobable

Los medios de comunicación, los columnistas políticos y los defensores de la administración priista, pudieron durante los tiempos electorales de 2009 y 2010 ocultar la crisis presupuestal del Gobierno del Estado que hoy aflora, sólo porque la Secretaría de Hacienda Federal da a conocer públicamente los números de endeudamiento de las entidades federativas, como se hace cada tres meses en lo relativo a los datos de las cuentas publicas federales. A nivel federal desde 1995, durante las administraciones de Zedillo, de Fox y de Calderón la transparencia y rendición de cuentas a la ciudadanía en el manejo de los fondos federales es algo común y normal. En los estados, los gobernadores aún se resisten y se niegan a divulgar sus números contables, con el fin de proteger su imagen para ganar votos.

Volvamos al caso Chihuahua. El gobierno de Duarte debe hoy 13,261 millones de pesos, 3900 pesos por habitante. El municipio de Chihuahua tan vilipendiado a fines de la administración panista, no debe nada. Los dirigentes y gobernantes priistas protestaron amarga y mediáticamente durante los meses de octubre y noviembre por la deuda de 4 millones de pesos que se les dejó por parte de la administración municipal panista de Chihuahua. Ahora con una herencia de deuda pública que les deja la administración estatal 2004-2010, superior ocho veces al débito que recibieron de Patricio Martínez, nadie dice nada, seguramente porque algo de ese adeudo se gastó en la compra de votos y conciencias durante las elecciones pasadas, por cierto muy favorables a los todos candidatos del PRI, del PVEM, del PANAL , del PT y del Partido Convergencia, desde Duarte, pasando por Marco Quezada y todos los diputados locales.

Para 2011 Duarte quiere pedir 3,000 millones de pesos, lo que aumentaría la carga de la deuda pública estatal sobre cada chihuahuense a 4,782 pesos. Si Marco Quezada pide en 2011 los 160 millones de pesos que dice necesitar aplicarían una carga a cada uno de los habitantes del municipio de Chihuahua de 205 pesos. La carga que el gobierno de Duarte nos aplicará será 23 veces más pesada que la carga que el gobierno de Marco Quezada nos colocará.

El origen de estas fallas esta en un mal gobierno del PRI en la persona de José Reyes Baeza Terrazas. El gobierno municipal de Chihuahua cuenta con finanzas públicas sanas gracias a un buen gobierno del PAN en las personas de Carlos Borruel y Álvaro Madero.

Sólo los préstamos que harán Duarte y Marco Quezada en 2011 caerán sobre la economía de los chihuahuenses en distinto grado de daño para la población. Los 3,000 millones de pesos que Duarte solicitara serán el 0.74% del PIB estatal y los 160 millones de pesos que Marco Quezada pedirá, serán el 0.14% del PIB municipal. Será 5 veces más gravoso para la población el préstamo que gestionará el Gobierno del Estado que el pedido por el municipio de Chihuahua.

Nuevamente se ve claramente que para salir de la crisis de los presupuestos públicos, el PRI dejó más comprometida a la administración de Duarte que el PAN a la de Marco Quezada. Duarte quiere cubrir faltantes en el gasto estatal, mientras que Marco Quezada quiere gastar en promesas de campaña que le permitieron ganar holgadamente.