Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 22 de enero de 2020

Cargando...
Cargando...

Difícil trabajar con Pascual: Calderón

197

Difícil trabajar con Pascual: Calderón

A raíz de las filtraciones de WikiLeaks, la coordinación con el embajador podría llegar a su fin

Distrito Federal— Las tensiones entre Estados Unidos y México surgidas a raíz de las revelaciones de WikiLeaks han crecido de forma tan dramática que el presidente Felipe Calderón sugirió que podría dejar de trabajar con el embajador Carlos Pascual.

Cuestionado por reporteros y editores del prestigiado diario The Washington Post sobre si ha perdido confianza en el diplomático estadounidense, Calderón Hinojosa dijo que la confianza «es algo difícil de construir y muy fácil de perder».

¿Seguirá trabajando con el embajador?, le preguntaron al mandatario. «Es algo que puedo platicar con el presidente Obama», respondió.

El Ejecutivo federal enfatizó sobre el cable diplomático en el que el embajador Pascual señala que los elementos del Ejército mexicano son lentos, mal preparados y tienen aversión al riesgo.

«Es difícil cuando ves el coraje del Ejército. Por ejemplo, ellos han perdido probablemente 300 soldados... y de pronto alguien en la embajada americana dice que no son lo suficientemente valientes», dijo Calderón.

Estados Unidos decidió entrar al juego de decir que ellos (el Ejército mexicano y la Marina) no están bien coordinados, «y de repente le comienzan a dar información a una agencia y no a la otra e intentan hacerlos competir».

«Tenemos una expresión en México, que dice ‘No me ayudes, Compadre’», comentó Calderón a los periodistas del Post, en referencia a las comunicaciones entre la embajada de Estados Unidos en el país y Washington.

Los dichos de Calderón parecen ser en referencia al cable en el que se revela que agencias estadounidenses entregaron información de inteligencia a la Armada de México que derivó en el abatimiento del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva en la ciudad de Cuernavaca, y que dichos datos en un principio fueron rechazados por el Ejército mexicano.

El presidente refrendó que la relación entre México y Estados Unidos se vio «severamente dañada» a raíz de las filtraciones de WikiLeaks, como lo había hecho previamente en una entrevista.

Para el diario norteamericano estas declaraciones del Presidente mexicano son las más fuertes desde que WikiLeaks dio a conocer los primeros documentos de la sede diplomática estadounidense sobre la lucha antidrogas en México.