Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 18 de junio de 2019

Cargando...
Cargando...

Dolor y desesperación tras la masacre

450

Dolor y desesperación tras la masacre

Al percatarse de la masacre quienes iban en busca de sus familiares salían con llanto, desesperación e impotencia

Apenas se escucharon los estruendosos disparos y la voz comenzó a correr por el sector… “mataron a todos en el centro de rehabilitación, los mataron”. Con lo cual familiares de quienes supuestamente acudían a rehabilitarse salieron corriendo de sus casas para acercarse y constatar la masacre.

Las primeras escenas fueron desgarradoras, ya que en medio de una confusión familiares y conocidos fueron ingresando al centro de atención y apoyo denominado “Aliviane”.

Pasaban tratando de evitar pisar la sangre, ya que todo el piso estaba teñido de rojo y las paredes salpicadas con manchadas de rastros hemáticos.

Entraban y se mecían los cabellos al no dar credibilidad a las imágenes, los cuerpos estaban tirados prácticamente unos sobre otros.

Al percatarse de la masacre quienes iban en busca de sus familiares salían con llanto, desesperación e impotencia, al ser los primeros en enterarse de la matanza.

Procuraban no pisar los charcos de sangre como cuando a alguien le dicen “no pises ahí que está mojado”.

Junto a las paredes de la institución de apoyo había por lo menos dos perros que también fueron sacrificados por los sicarios que ingresaron a acabar con los que ahí se encontraban.

Hasta esta mañana la cifra de muertos era de 18 además de dos lesionados que se encontraban hospitalizados en estado crítico.

El centro de atención y apoyo se localiza en la calle Uranio, entre Bernardo Norzagaray cerca de Violetas y Dalia en la colonia Bellavista.