Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 19 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

El 61% de los mexicanos prefiere no salir a la calle por miedo

127

El 61% de los mexicanos prefiere no salir a la calle por miedo

Una encuesta académica, realizada a 7 mil 416 mexicanos, revela la poca confianza en las corporaciones de seguridad

Distrito Federal— La encuesta Ciudadanía, Democracia y Narcoviolencia, realizada a siete mil 416 mexicanos en el Distrito Federal, Nuevo León, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Chihuahua y Estado de México puso al descubierto que 61% de los que viven en esos estados han dejado de salir en la noche por temor a la violencia relacionada con el narcotráfico, 35 por ciento ha dejado de visitar a amigos o parientes en ciertas zonas de su ciudad y 30% dejó de salir a carreteras federales o estatales.

Así lo revela la encuesta en la que participaron Raúl Benítez Manaut, del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, A.C. (Casede) e investigador de la UNAM, así como Marco Iván Escotto y Felipe González, del Centro de Estudios para la Gobernabilidad Institucional (CEGI) del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (Ipade).

La encuesta también muestra que es Chihuahua el estado donde un mayor porcentaje de personas ha decidido dejar de salir por la noche, (76 por ciento). Seguido por Nuevo León, 70% Guerrero, Jalisco y Michoacán, 67% Estado de México, 54%, y el DF, con 51 de los encuestados.

La consulta, en la que también trabajaron Azucena Cháidez y Édgar Valle, del Sistema de Mercados de Opinión S.C. (Simo), muestra que entre los siete estados donde se realizó la encuesta, Chihuahua fue el estado donde el Ejército recibió la calificación más baja.

Sólo 10% de las 700 personas entrevistadas en Chihuahua “aprueban mucho” el desempeño del Ejército y 37% lo “aprueban algo”, mientras que 18% “lo desaprueba poco” y 5% los “desaprueba totalmente”.

En el DF, 21% de los encuestados “aprueba mucho” la forma en que el Ejército se desempeña, esta cifra aumenta a 22% en el Estado de México, 23% en Guerrero, 32% en Michoacán, 33% a escala nacional, 39% en Jalisco y 61% en Nuevo León.

Por otro lado, 53% respondieron que el gobierno no está ganando la guerra contra el narcotráfico, 26% contestaron que sí, 18% respondieron “ni ganando ni perdiendo” y 3% dijo que no sabía.

Sobre la que sería la mejor solución contra el narcotráfico 49% respondió que sería “reducir la pobreza y el desempleo”, 37% usar la fuerza militar y policiaca y 13% “negociar con el narcotráfico”.

Acerca de la participación en organizaciones sociales, a escala nacional, 90% respondió que no participa activamente en ninguna organización de civil, sólo 9% respondieron que sí y 1% respondió que no sabe.

Esta poca participación en organizaciones civiles permea a la respuesta que muchos dieron a la pregunta de si es posible que la comunidad se organice para resolver problemas de la delincuencia organizada: a escala nacional 26% respondió que no es “nada probable que la comunidad se organice para resolver problemas de la delincuencia y sólo 8% respondió que era “muy probable” que esto sucediera.

Las calificaciones que recibió la Marina son similares a las del Ejército: el estado donde tiene menor aceptación es Chihuahua, con sólo 8% de los encuestados que “aprueba mucho” su desempeño, mientras que la cifra llega a 22% en el DF; 23% en el Estado de México, 24% en Guerrero, 30% a escala nacional, 33% en Michoacán, 35% en Jalisco y 61% en Nuevo León.

Destacan los niveles mucho más bajos de aceptación que tiene la Policía Estatal: en Chihuahua sólo 3% “aprueban mucho” su labor, 6% en Nuevo León, Michoacán y el DF; a nivel nacional y en el Estado de México 7% y 9% en Guerrero y Jalisco.

En materia de combate al narcotráfico, a escala nacional, 67 por ciento de los encuestados consideraron que el próximo presidente “deberá seguir con la guerra contra el narcotráfico”, mientras que 27% considera que “deberá negociar/pactar con los narcotraficantes”.

Por otro lado, 16 % de los encuestados, a escala nacional, considera que se debe arrestar a los sospechosos, aunque no haya pruebas en su contra, mientras que 82% consideró que no deben ser arrestados si no hay pruebas y 2% respondió que no tenía una posición al respecto.

Sobre el respeto a los derechos humanos de los sospechosos de ser narcotraficantes 86% de los encuestados, a escala nacional, consideraron que “el gobierno debe respetar los derechos de todos los ciudadanos, incluso de los sospechosos de ser narcotraficantes”, mientras que 12% respondió que el gobierno “debe recurrir al maltrato físico para extraer información de sospechosos de pertenecer al narcotráfico”.

La encuesta también aborda el nivel de aceptación que tienen en México los diferentes poderes y muestra que sólo 30% de los mexicanos confía en el trabajo que realizan los senadores, y 37% confía en la Suprema Corte de Justicia.

Por otro lado, 18% de los encuestados “aprueban mucho” el trabajo de Felipe Calderón y 40% lo “aprueba algo”.

Las encuestas y el trabajo de investigación realizado por Casede, SE GI-Ipade y Simo se llevaron a cabo gracias al apoyo de la Agencia para el Desarrollo Internacional de EU (USAID).