13.11°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Miércoles 17 de octubre de 2007

El Caníbal confiesa su crímenes

Era brujo, alcohólico y cocainomano, mataba y se comía a sus víctimas; la madrugada de hoy martes confesó todo


Era brujo, alcohólico y cocainomano, mataba y se comía a sus víctimas; la madrugada de hoy martes confesó todo

El presunto asesino serial de mujeres José Luis Calva Zepeda, llamado «El Caníbal», rindió la noche del lunes y la madrugada del martes su primera declaración formal desde el Hospital de Xoco, en la que reconoció el homicidio de su novia Alejandra Galeana Garavito.

Autoridades de la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) confirmaron que desde su cama en el ala central del hospital el sospechoso fue interrogado por Agentes del Ministerio Público en una sesión que se extendió por varias horas, bajo fuertes medidas de seguridad.

De acuerdo con la PGJDF, en sus primeras declaraciones y en estricto respeto a sus derechos fundamentales Calva Zepeda reconoció ser el autor del homicidio de Galeana Garavito, de 32 años de edad, quien fue encontrada mutilada dentro del clóset de la vivienda que rentaban en la colonia Guerrero.

Respecto de la muerte de Verónica Consuelo Martínez Casarrubia, a quien se halló desmembrada en un panteón de Chimalhuacán en abril de 2004, el acusado reconoce que sostuvo una relación con ella, pero negó que haya sido el autor del homicidio.

Sobre un tercer caso, de una mujer conocida como «La Jarocha», que fue encontrada descuartizada dentro de una maleta en Tlatelolco, el acusado señaló que no la conoce, aunque dijo de manera textual que le gustaría «participar en el esclarecimiento de ese homicidio».

En esta diligencia judicial estuvo presente también personal ministerial del municipio de Chimalhuacán, estado de México, que tiene abierta la averiguación previa homicidio de Martínez Casarrubia, e investiga la posible relación del sospechoso con al menos dos crímenes más.

La PGJDF indicó que la mañana de este martes Calva Zepeda permanece bajo fuerte resguardo de elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) de la Policía Judicial en el Hospital de Xoco, donde fue tratado por traumatismo craneoencefálico, lesión que se produjo al intentar huir el 8 de octubre pasado.

El juez 21 Penal del Distrito Federal otorgó un arraigo de 30 días para la integración de la averiguación previa y los elementos de prueba que permitan el ejercicio de la acción penal, por lo que, dado de alta, el aprehendido podría ser trasladado al Centro de Arraigo de la PGJDF en la delegación Azcapotzalco.

El Fiscal Central de Homicidios de la PGJDF, Gustavo Salas, adelantó el lunes que dado que hay elementos suficientes para acreditar plenamente la autoría de Calva Zepeda en el homicidio de Verónica Martínez y de Alejandra Galeana, se pedirá la pena máxima de 50 años de prisión para el llamado «Caníbal» de la Guerrero.