Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 19 de junio de 2021

Cargando...
Cargando...

El Dragón

por Sara O Durán 183

El Dragón

Hoy es día del amor, qué sea mañana y pasado mañana...

Todo había sido destruido. La muerte nos mecía en sus brazos, suspendida en un columpio invisible, el frío nos endurecía.

Vimos caer los sentimientos, en cada vaivén como gotas fraccionadas.

El derrumbe se hizo presente y quedamos desalmados, sin color.

En la oscuridad, cuando el mundo perdió el cuerpo, desde las cenizas y el silencio, surgió El Dragón.

No conocí otros dragones antes, para establecer juicios comparativos, este reflejaba una esencia muy elevada, como han ser los despertares a la conciencia.

Sin estruendo, la energía y la fuerza, emanaron de él, para enseñarnos el significado de lo luminoso, de la espiritualidad activa, de lo único.

Nuestros cuerpos volvieron a latir, a contraluz vimos cada pieza de los demás, los corazones y venas latientes, que nos incitaron a creer de nuevo.

La muerte confundida, nos soltó al vacío. Por instinto nos sujetamos, en una cadena sin fin, hasta que la vimos perderse por completo.
Brotó desde el interior de todos, la sed de renacer, sin preocupación visible. El Dragón voló y nosotros lo seguimos, alto, muy alto, en un sólo trazo de amor incondicional.

Dios recuperó su fe, justo cuando estaba por aceptar, que el libre albedrío había sido un error. Pensó: Dios permita otra oportunidad y suspiró liberado.

*Notita: Hoy es día del amor, qué sea mañana y pasado mañana... infinito, ¡inmarcesible amor! no cuesta y está impreso en todo lo que ves, tan cerquitita de tí.