Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 28 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

El Grande se paseaba también por Polanco

494

El Grande se paseaba también por Polanco

Puebla era su refugio para el descanso y convivencia familiar

Resulta que Puebla no era el único lugar de descanso del capo del narcotráfico Sergio Enrique Villarreal Barragán El Grande, pues también la colonia Polanco, en el Distrito Federal, era de sus lugares preferidos para relajarse y convivir con su familia, revelaron funcionarios de la Secretaría de Marina.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por personal de inteligencia de esa dependencia federal, el también llamado Come niños tenía otras propiedades para «trabajar».

En Morelos, Guerrero, Durango y Coahuila contaba con casas de seguridad.

Sin embargo, el estado de Puebla y el Distrito Federal eran para él sus refugios para el descanso y la convivencia familiar.

Cuando elementos de la Marina ingresaron a su residencia en Puebla, en el exclusivo fraccionamiento Puerta de Hierro -en la colonia San Pedro-, el narcotraficante apodado también King Kong se entregó.

No hubo un solo disparo y no intentó atacar a los elementos federales, bajo la condición de que no involucraran a su familia -a sus hijos de siete y nueve años, su esposa y su nana, quien ha cuidado de Villarreal Barragán desde que era un niño-, indicaron funcionarios de la Armada.

La detención del narcotraficante, de acuerdo con esa dependencia federal, no duró más de diez minutos, en un acción perfectamente sincronizada donde por tierra se aseguraron las principales salidas, y por aire, a través de un helicóptero MI-17, un equipo de operaciones especiales descendió para la captura de uno de los principales operadores del cártel de Juárez en asociación con los Beltrán Leyva y con Los Zetas.

Diez meses tras sus pasos

Funcionarios de la Marina precisaron que luego de diez meses de labores de inteligencia se logró conocer la ubicación y lugares de residencia de Villarreal Barragán, quien tiene en su contra por lo menos siete averiguaciones previas por delincuencia organizada y delitos contra la salud.

La casa no fue asegurada por la Marina, por impedimento legal, y porque el objetivo principal ya se había cumplido.