Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 6 de diciembre de 2019

Cargando...
Cargando...

El PRI masacró a estudiantes: Calderón

187

El PRI masacró a estudiantes: Calderón

Felipe Calderón fustigóel pasado del país encarnado por el Partido Revolucionario Institucional

Palo Alto, California— El presidente Felipe Calderón fustigó aquí el pasado del país encarnado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que masacró estudiantes, desapareció a sus opositores y recurrió al fraude electoral y robo de votos para ganar comicios.

Al ser el orador principal de la ceremonia de graduación 120 de la Universidad de Stanford, Calderón —ataviado con toga y escoltado por Héctor Farías, guardia del Estado Mayor Presidencial, sentado y con toga entre los académicos— pidió a los jóvenes egresados no dejarse llevar por la ola de mediocridad que paraliza las mejores causas del mundo, al citar al poeta Constantino Kavafis.

“Estimados graduandos, no teman navegar en contra del viento y evitar la ola de mediocridad que paraliza las mejores causas del mundo. Hoy su gran travesía ha empezado, disfrútenla muchos años en el futuro cuando recuerden este gran momento”, agregó el mandatario mexicano.

Luego les dijo que les contaría una historia personal: “México tenía un régimen autocrático; todos sus gobernadores estatales y todos los senadores eran del mismo partido. Durante muchas décadas ese solo partido (sin mencionar al PRI) controlaba todo: lo que se le permitía decir a los medios, lo que debían enseñar en las escuelas, qué conciertos de rock se permitían, todo. Cuando los estudiantes como ustedes protestaban eran masacrados, muchos oponentes del régimen simplemente fueron desaparecidos”, relató.

Sin embargo, añadió, en el país permaneció viva la esperanza y hubo una lucha decidida y pacífica por la democracia.

“En Morelia, de donde soy yo, fue precisamente mi padre (Luis Calderón Vega) quien organizó la oposición”, expuso.

Contó que cuando era niño le gustaba salir a entregar trípticos, tocar puertas y gritar los lemas de la campaña con un viejo altavoz en un auto.

“Paso a paso la fuerza de la democracia empezó a crecer; lamentablemente el fraude electoral también creció, y un día yo dije: ‘¡basta’. Lleno de ira por el abuso tan frustrante de poder, acudí a mi padre y me quejé de que nuestros esfuerzos eran inútiles.

‘¿Por qué tanto esfuerzo si a la gente no le importa, y cuando sí le importa el gobierno nos roba los votos y las victorias?, entonces, ¿qué caso tiene, papá?’. Y él me dijo: ‘Entiendo tu enojo, pero esto lo estamos haciendo porque se tiene que hacer, es nuestro deber moral ante el país’”, recordó Calderón.

Ante unos cuatro mil graduados, el ejecutivo mexicano llamó a los estudiantes a abrazar sus ideales, luchar por ellos y defender sus principios.

También exhortó a los graduados a crear nuevas fórmulas para construir una economía global que beneficie a los pobres y establezca la preservación del medio ambiente.

“La pelea entre preservar la naturaleza y crecer la economía es un reto. Nosotros debemos hacerlo con las herramientas que nos da la ciencia para construir soluciones pragmáticas, y aquí en Stanford están las mentes y almas más destacadas de los jóvenes estudiantes”, dijo.

La ceremonia se realizó en el estadio de futbol estadounidense del recinto universitario remodelado recientemente y con capacidad para 50 mil personas.

Calderón no se refirió a ninguno de los temas que agobian a México como la delincuencia y el narcotráfico.

Los graduados son los que eligen al orador. Otro líder latinoamericano que participó en el 2003 fue el entonces presidente de Perú, Alejandro Toledo, que estudió su doctorado en esta universidad estadounidense.

Los estudiantes que escogieron a Calderón como orador dijeron en un comunicado que su objetivo es mostrar a sus compañeros cómo alguien puede servir a una nación en “momentos difíciles y enviar un mensaje contundente al país y al mundo acerca de la importancia del liderazgo a nivel internacional”. El comunicado estaba firmado por los estudiantes Dante DiCicco, Pamon Forouhar, Mona Hadidi y Molly Spaeth.

Una de las graduadas, la ecuatoriana Carolina Jaramillos de 22 años, dijo que a pesar de que el presidente mexicano es una figura controversial ella se siente complacida de que alguien importante a nivel mundial diera el discurso de graduación.

Calderón también le dijo a los estudiantes que nunca deben dejar de soñar alcanzar sus metas, no importa cuán difícil sea, porque el poder del hombre es más grande para crear y no para destruir.

“Estén seguros de sus principios, nunca se sientan derrotados; el mundo está esperando por ustedes”, dijo Calderón, recordándole a los estudiantes de los grandes problemas que enfrenta el planeta como el cambio climático, la inmigración, pobreza, terrorismo, epidemias, crisis económica, desempleo y venta de armas que han matado miles de personas en el mundo y en México.

El mandatario cerró su discurso recordándoles a los graduados y los asistentes que los más importante en la vida es la felicidad y que ellos deben recordarlo todos los días de su vida.

Otras alumnas de origen asiático nacidas en Estados Unidos dijeron que les sorprendió que el presidente hubiera escogido el tema ecológico para su discurso en lugar de hablar sobre la violencia que aqueja a su país.

“Me pareció interesante su decisión de hablar del medio ambiente”, dijo Raisa Feistda, de 22 años, nacida en Seattle de padres filipinos.

Por su parte Nicole Brooks, también de 22 años, de ancestros hindúes y nacida en Texas, dijo que estaba un poco triste porque no habló de la inmigración.

“Como soy de Texas me importa mucho el tema migratorio y quería que el presidente hablara de ello. También sobre todas las muertes que ocurren en la frontera”, afirmó Nicole.

Luego de la graduación el presidente se reunió a puerta cerrada con estudiantes mexicanos de la universidad, acompañado por su esposa Margarita Zavala, la secretaria de Relaciones Exteriores Patricia Espinosa Cantellano, y el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán.