Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 21 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

El beisbol en sus peores momentos, culpan a Fernando Soto

por El Ágora 310

El beisbol en sus peores momentos, culpan a Fernando Soto

El beisbol en el estado de Chihuahua pasa por uno de sus peores momentos en las categorías infantiles y juveniles debido a los malos manejos y los intereses personales de quienes lo dirigen.

Es importante recordar que dicha responsabilidad recae en Fernando Soto, encargado de la Asociación Estatal de Beisbol, quien ha sido el encargado de dañar el béisbol infantil y juvenil del Estado de Chihuahua en estos últimos años.

Durante los torneos nacionales, Fernando Soto, se ha alejado de organizar, supervisar y coordinar los mismos; de lo único que se ha encargado es en convertir dichos torneos en verdaderas cantinas, ya que él junto con las personas que conforman el cuerpo técnico se mantienen ingiriendo bebidas alcohólicas, no menos cierto es que, en una ocasión un padre de familia le reclamó en el Torneo Nacional del año 2015, celebrado en Monterrey, Nuevo León; ya que, Fernando Soto, llegó al terreno de juego junto con Omar Siqueiros en estado todavía alcoholizado, a lo que el propio Fernando Soto, con lujo de prepotencia y actitud desafiante ante ese padre de familia que lo inquirió, y que sólo pedía respeto y responsabilidad, le dijo “olvídate que tu chavo vuelva a un torneo nacional”. Y se lo cumplió ya que dicho jugador no volvió a ser convocado a torneos de la asociación.

Fernando Soto no sólo es conocido por eso, y es que, a algunos padres, desde luego, a los de su mayor confianza, les cobra por cada jugador la cantidad de hasta 20 mil pesos para que sea convocado en las selecciones estatales. Circunstancia que algunos padres no quieren denunciar por temor precisamente a que Soto, pueda llegar a bloquear deportivamente a sus hijos.

Esperemos que de todos estos hechos denigrantes, negligentes, irresponsables y carentes de todo sentido deportivo, tenga conocimiento el titular del béisbol asociado en el Estado, así como, del Instituto Chihuahuense del Deporte, también esperemos que dichas instancias tomen cartas en el asunto, y alejen ese cáncer de una de las disciplinas deportivas de las cuales Chihuahua siempre ha sido potencia a nivel nacional, el béisbol infantil y juvenil necesita dirección, organización y liderazgo, para evitar la deserción de jugadores, ya que, es precisamente el béisbol infantil y juvenil es el semillero de futuras generaciones, de lo cual Fernando Soto no ha movido un ápice, sino todo lo contrario ha obedecido a sus propios intereses.