Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 22 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

El ejercito en las calles

por José Luis Delgado Acevedo 179

El ejercito en las calles

El Gobierno Federal ha confirmado que el ejército mexicano continuará en las calles

En días pasados del Gobierno Federal en voz del presidente Calderón y del secretario de Gobernación Francisco Blake Mora, ha confirmado que el ejército mexicano continuará en las calles hasta que las policías de los Estados y municipios demuestren que tienen capacidad para enfrentar a la delincuencia en general. A través de dinero federal se ha buscado la capacitación de las agencias policiales de los Estados para que merezcan la confianza de la población.

Independientemente de que los gobiernos de los Estados tienen el derecho de contestar, la Federación acusa de apatía generalizada en los gobernadores en materia de seguridad. En 23 entidades federativas el personal policíaco sometido al control de confianza es inferior al 10 por ciento. Solo un policía estatal de diez es confiable.

Informes del Sistema Nacional de Seguridad Publica que agrupa a todas las instituciones de seguridad del país, federales, estatales y municipales dicen que el desinterés de los gobernadores llega al extremo que desvían partidas autorizadas y disponibles a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Publica a otros asuntos, cuando el problema de la inseguridad es en este momento, el más importante y grave que atender. Dice Miguel Ángel Granados Chapa en su articulo de hoy publicado en diarios de todo el país, “Policías: estado minado”, que México no es un “estado fallido, pero si un estado minado”.

Por otro lado, la debilidad de algunos gobiernos estatales como los de Chihuahua y Tamaulipas en el control de los centros penitenciarios es manifiesta, cuando de manera continua se dan fugas masivas de reos y para muestra, hace menos de un mes se fugaron de la prisión de Nuevo Laredo, 50 presos y hoy aquí en Chihuahua, se dio, por enésima ocasión, el rescate por parte de grupos de delincuentes, de 12 internos del Cereso de Aquiles Serdan, de forma peliculesca y en un claro reto al gobierno de César Duarte.

Como están las cosas, en esta guerra contra la delincuencia organizada, es visible que los Estados aún requieren de la solidaridad federal, dado el poderío mostrado por los carteles mexicanos del delito, que se ha convertido en entidades transnacionales con influencia no solo en el territorio nacional, sino en Estados Unidos, Centro y Sur America, Europa y Asia. Es seguro que aún con las protestas de los organismos públicos y ciudadanos de derechos humanos y el uso político que da la oposición a la guerra contra las poderosas organizaciones criminales, el Ejército Mexicano seguirá en las calles por un tiempo que va más allá del 30 de noviembre de 2012, día en que el presidente Calderón hará entrega del poder a su sucesor.