Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 23 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

El primer informe de Duarte

por José Luis Delgado Acevedo 362

El primer informe de Duarte

Es visible que el gobernador y sus asesores tanto durante la campaña como ahora en su calidad autoridad ejecutora engañaron a los campesinos del Estado

Cuando Barrio inició su encargo de Gobernador del Estado en octubre de 1992, lo primero que hizo fue contratar a una universidad norteamericana para que le hiciera un diagnóstico técnico y científico sobre las posibilidades de crecimiento en el sector primario de Chihuahua, dadas las condiciones cíclicas de sequía que desde tiempo inmemorial sufre esta entidad federativa. El resultado de aquel estudio fue claro y tajante: la frontera agrícola y pecuaria del estado no podía ser ampliada por la falta de agua. Se recomendó en ese entonces, promover la industria de poco consumo de agua, para poder generar el empleo y la riqueza de una población estatal en crecimiento medio.

Durante el sexenio panista 1992-1998 las lluvias disminuyeron un 33% y por consiguiente el almacenamiento en las 10 principales presas también cayó en ese mismo porcentaje. Por el tamaño de la superficie del estado, el nivel de lluvias los últimos cincuenta anos, es el tercero o cuarto a nivel nacional en niveles captados, pero tiene un índice de evaporación de 85%, cuando la media nacional es de 60%. Además el 60% del agua de lluvia que cae en Chihuahua, se fuga por situación geográfica y topográfica a los estados vecinos de Sonora y Sinaloa. Este volumen de agua estimado en 7,000 millones de metros cúbicos, no es propiedad total de Chihuahua, como lo pretenden el gobernador Duarte y el exgobernar Patricio Martínez. El 40% del agua restante que escurre en el estado, unos 4,720 millones de metros cúbicos se almacena casi en su totalidad en 250 presas y de las cuales las 10 principales tienen el 90%, unos 4,260 millones de metros cúbicos y prácticamente se aprovecha toda. Por ejemplo en 2010, el 83% del almacenamiento de las presas La Boquilla y Las Vírgenes se utilizo para regar las 55,000 hectáreas del Distrito de Riego de Delicias, superficie que ha venido disminuyendo con el paso de los años, si recordamos que en 1970, este distrito de riego, el más grande la entidad, contaba con 70,000 hectáreas. La superficie estatal para la agricultura es de 1,014,000 hectáreas, 35% cubiertas con riego y 65% son de temporal. Con estas sequías ha habido años en que la captación de agua tanto en suelos como el presas ha disminuidos hasta un 33 por ciento, un tercio, pues.

Con estos antecedentes causó extrañeza que durante la campaña de gobernador de 2010, el entonces candidato del PRI y hoy titular del Poder Ejecutivo del Estado, César Duarte, en el Foro Estatal de Ganadería celebrado el 21 de mayo , prometiera duplicar el número de cabezas de ganado a 3 millones, partiendo de 1.6 millones que ha sido el tope tradicional que con las tecnologías actuales soporta el Estado de Chihuahua. En los mejores momentos de vacas gordas en lo referente a años lluviosos, el máximo de cabezas de ganado vacuno que el territorio chihuahuense ha mantenido de manera sustentable es de 2 millones. Esta propuesta se criticó en su momento por demagógica e inviable. La tercera propuesta en aquel Foro fue la construcción de 15 presas para elevar la producción forrajera de unos seis municipios. Aquí lo importante es que esta 15 presas proyectadas no superan los 100 millones de metros cúbicos de almacenamiento, en términos técnicos se trata de obras de pequeña irrigación, que han tenido mas publicidad y protagonismo por parte del gobernador Cesar Duarte, que el impacto real de mejoramiento de la producción en el medio rural del Estado. Con estas 15 minipresas será posible irrigar entre 1,000 y 1,500 hectáreas, que no son nada comparadas con la actual estructura de riego que data de 50 años atrás y que se estima en 350,000 hectáreas.

El ciclo de lluvias negativo en 2011 se ha manifestado crudamente cuando prácticamente no llovió y para mala fortuna del gobernador y de su partido el PRI, no podrán informar de promesas cumplidas en materia de desarrollo agrícola y ganadero. El presidente de la Unión Ganadera Regional de Chihuahua, en días pasados informó que por la falta de lluvias es posible que el hato ganadero se reduzca a la mitad, por la mortandad de 700,000 cabezas de ganado vacuno y por tanto no será posible que en el primer año de gobierno estatal, se cuente con 1,800,000 cabezas como lo había prometido Duarte en aquel Foro Estatal de Ganadería 2010.

Es visible que el gobernador y sus asesores tanto durante la campaña como ahora en su calidad autoridad ejecutora engañaron a los campesinos del Estado y estoy cierto, que durante el primer informe de gobierno de César Duarte no será posible adornar estos magros resultados en materia de desarrollo rural.