Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 26 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

En aumento atentados contra periodistas

145

En aumento atentados contra periodistas

Asesinan a seis periodistas y agraden a 360 en dos años

En lo que va de los últimos dos años se han registrado más de 360 agresiones a periodistas, así como el asesinato de seis comunicadores, siendo el caso más reciente el de Norberto Miranda “El Gallito”, quien fuese asesinado días a tras por un comando armado en el interior de su oficina.

Según el informe publicado por la Fundación Manuel Buendía, análisis hemerográfico sobre los obstáculos a la libertad de expresión en México entre enero de 2008 y hasta junio de 2009, 17 periodistas fueron asesinados; en lo que va del año se cuentan seis informadores que perdieron la vida.

Respecto de 2007, lo ocurrido en ese periodo no tiene precedentes, pues cinco informadores fueron asesinados y más de 360 comunicadores fueron atacados en casi dos años.

En el 2008, 71 sufrieron agresiones físicas; 47, amenazas e intimidación; 13, atentados; 12, censura; 10, allanamiento; cuatro, robo, y tres, acoso y hostigamiento.

Tres más fueron secuestrados, y uno, desaparecido. Además 14 fueron demandados y 11, detenidos. Siete medios fueron clausurados; cinco fueron bloqueados en publicidad y cinco más en información.

Siendo los comunicadores que cubren la fuente policíaca los más vulnerables, ya que el mayor número de ataques se registró en donde la delincuencia organizada y el narcotráfico tienen mayor presencia, siendo en 18 meses, 104 lo que sufrieron algún tipo de incidente.

El motivo principal de las agresiones fue el ejercicio de su labor informativa. En 93 de las 223 agresiones ocurridas, ésa fue la constante; en 50, por los contenidos, y en 29 se desconoce la razón.

Del total en 32 ataques no se conoce al agresor, sólo en seis se cree que sean supuestos narcotraficantes, sin embargo las autoridades no han dado a conocer ninguna información o avance en las investigaciones.

Cabe recordar que gran número de las agresiones y amenazas son por parte de las policías municipales, estatales y federales, e incluso de militares, quienes impiden la labor del periodista, quedando impunes los ataques.