Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 2 de julio de 2020

Cargando...
Cargando...

Entregan a Hacienda rancho de Raúl Salinas

697

Entregan a Hacienda rancho de Raúl Salinas

Juicio data de 1996; la defensa cuestionó que esta propiedad fuera incluida en el proceso

Distrito Federal— Tras 15 años de estar a disposición de la autoridad judicial, un juez federal ordenó transferir al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda, la administración de la ex hacienda Las Mendocinas, asegurada durante los procesos contra Raúl Salinas de Gortari y otros coacusados.

El inmueble localizado en el estado de Puebla es uno de los bienes que más tiempo ha estado a disposición de una autoridad, sin que se determine su destino final, pues está vigente el juicio por presunto enriquecimiento contra Salinas, en el proceso más largo de la historia reciente instruido a nivel federal. “Se dejan a disposición de la Coordinación Regional de Veracruz, del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para que administre el rancho denominado ex hacienda Guadalupe Mendocinas”, dice un acuerdo del 23 de junio, firmado por Carlos López, juez 13 de Distrito en el Reclusorio Sur.

Según la norma en la materia, el SAE deberá entregar en depósito este inmueble a un administrador, el cual tendrá la obligación de rendir al órgano hacendario un informe mensual sobre este bien y darle todas las facilidades a la autoridad su supervisión y vigilancia.

En abril de 1996 la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a Juan Gómez Caro, uno de los contadores de Raúl Salinas, y al empresario Jesús Gómez Portugal, acusados de ser presuntos prestanombres del hermano del ex presidente.

A Gómez Caro en especial lo acusaron de ser prestanombres de Raúl Salinas en la adquisición del Rancho Las Mendocinas.

En su momento, la defensa de Salinas cuestionó que esta propiedad fuera incluida en el juicio, pues la entonces Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo no requirió al inculpado justificar ninguna de las operaciones financieras que realizó durante 1987, año en que se adquirió el rancho.