Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 20 de junio de 2021

Cargando...
Cargando...

Es mi obligación

por José Cruz Pérez Rucobo 1801

Es mi obligación

Encontramos dificultades para asimilar la obligatoriedad que tenemos como seres humanos para socorrer al desvalido.

Resulta que atendiendo mi pequeño pero amado negocio, se sucede un accidente (choque) de regulares proporciones, en donde se ve involucrada una dama mayor de edad de origen norteamericano, esposa de un excelente amigo ya muy mayor de edad (87 años) de nombre S. Bluth (aquí en N.C.G hay una gran comunidad mormona de origen norteamericano), mi familia, aunque afortunadamente no es norteamericana, si es de esa bonita religión.

Sin ser un perito en la materia (ni en ninguna otra), me pude percatar que la señora fue la responsable ya que se atravesó a una avenida que tiene circulación preferente (sin altos). Intervengo (cuando no), ya que la situación era sumamente dispareja, ellos, dos hombres de mediana edad conducían una pick up; ella, una adulta mayor norteamericana que no habla español, me dije «la van a devorar».

Primero atiendo a la esposa de mi amigo, la cual en términos generales estaba bien (ahora hasta médico resulté), sólo con unos cuantos golpes leves. La puerta atorada por el impacto me impidió liberarla, le pregunto con mi balbuceante inglés si tiene aseguranza, a lo que me responde que no, trato de tranquilizarla y encaro a los hombres.

Le dije al conductor de la pick up «la señora tuvo la culpa por atravesarse, si quieres esperamos a los agentes de tránsito, pero tú no vas a salir bien librado ya que vienes a madr...muy recio», la Av. Benito Juárez es tomada como pista de carreras. Me ve con cara de: ¡a éste que le importa! Analiza la situación y sabiamente determina «cada quien sus gastos» juzgué conveniente el trato y así se hizo.

La dama estaba aterrorizada, ya se veía incluso en la cárcel (acostumbrada a como actúa la canallesca policía gringa) ¿han visto como esposan a adultos mayores, cual si de peligrosos criminales se tratara?

Al día siguiente viene el Sr. Bluth para agradecerme la ayuda prestada e intentando pagar por mi intervención, le dije ¿quiere pagarme? Con su amistad y oraciones es más que suficiente. Además ¡es mi obligación!

El común de la gente tiene dificultad para asimilar ese concepto, la obligatoriedad que tenemos como seres humanos para socorrer al desvalido aún en algunos casos con riesgo de nuestra seguridad. Me permito sugerir que no se pierdan el privilegio y la oportunidad de auxiliar a un semejante en situación de emergencia: hambre, peligro, cobijo, protección etc.

Éste pasado domingo 23 de diciembre confluyen de manera casual en mi negocio, el Doctor en Neurología F. Claudio Nava y el Lic. en Periodismo Fernando Diaz-Santana ambos propietarios de portales de noticias (en los que escribo) avancenoticias.com del Dr. Nava y notiregion.com del Lic. Diaz-Santana.

Hago la presentación de rigor y el tema- plática deriva hacia lo acontecido a Germán «El Reversas» (todo un personaje de N.C.G el cual está afectado de sus facultades mentales) cuenta la gente que El Reversas fue trailero y que después de un accidente quedó con su juicio perdido.

El caso es que El Reversas deambula por la ciudad, pero en su cerebro él entiende que va manejando un pesado trailer; mete las velocidades correspondientes, pone la neutral, frena, pone las direccionales y reverséa con toda propiedad, de ahí le viene el alias.

A éste citadino personaje (para acabarla de amolar) le sobrevino una embolia, siendo atendido gratuitamente en el hospital integral, pero ahora ya dado de alta resulta más desvalido que antes y si lo echan a la calle, seguramente morirá de frío y de hambre.

Y ahí están estos dos personajes uniendo esfuerzos para buscarle una institución que se pueda hacer cargo de Germán El Reversas. Me les quedo mirando, admirando la calidad humana de ambos ¿obtendrán algún beneficio económico de ello? No, en lo absoluto, o tal vez sí, pero en bendiciones.

Al Dr. F. Claudio Nava, no es la primera ocasión que lo he visto ofrecer sus servicios gratuitos a gente humilde ¿saben lo escasos que son los neurólogos en México? Para que se den una idea; en Cd. Juárez hay aprox. mil médicos pediatras sin embargo hay sólo setecientos neurólogos ¡en todo el país!

¿Han oído el recurrente, ¡que Dios se lo pague!? Créanlo o no, si lo paga; con salud, buena familia y con felicidad en general, cosas realmente valiosas. Respetados lectores los invito a no dar la espalda a quien lo necesite. Para finalizar recuerdo el eslogan de la benemérita Cruz Roja Mexicana «Nadie es tan pobre, que no la pueda ayudar, ni tan rico que no la pueda necesitar».

«El que puede socorrer al que va a perecer y no lo socorre, lo mata»
Lucio Anneo Séneca

«Un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse»
Gabriel García Márquez

«Hay que hacer las cosas ordinarias, con un amor extraordinario»
Madre Teresa de Calcuta

Twitter @JoseCruz777

Mensajes

  1. Joel

    Josè,la sra. debiò haber sentido un gran alivio, cuàndo le ayudaste a que no se sintiera sola y desprotegida..Yo asì hubiera querido, no haberme sentido( sentir algo no es lo mismo que la realidad) solo y desprotegido en problemas que he tenido;pero gracias a Dios que ha estado conmigo, aùn en los momentos màs duros y difìciles que he tenido en mi vida(a veces tenemos que pasar por el valle de la oscuridad y muerte).Un abrazo Josè,y creo que fuiste còmo un àngel para la sra..Màs bien eres un àngel terrenal!!.

    1. José Cruz

      Joel, buen amigo, seguramente Dios te ha ayudado, ya que indudablemente lo mereces, pero por interpósitas personas. Sabes que si hay protección celestial. debido a mi posición crítica del sistema que nos gobierna, han habido personas que se acercan a mi negocio con intenciones de perjudicarme ¿quién crees que me ha salvado? No hay otro, Jesús. Se dice que a «x» persona que iban a matar unos malvados, estos no lo hicieron ya que en compañía de la víctima había dos fornidos personajes, tales personas no existían en un plano terrenal ¡eran Ángeles! Enviados por El Maestro para su protección, de hecho hay un dicho religioso Dios conmigo, ¿quién contra mi? Joel, escribí un artículo llamado «MIRA BARTOLA» espero que hoy sea publicado ya que tiene un mensaje de fin y principio de año. Si no es así. Reciban mis leales lectores de El Ágora todo tipo de parabienes y dicha para éste 2013.

  2. Gerardo cazares.

    En alguna de tantas ocasiones,trabajando en CD.Juárez y con el pretexto de Tengo prisa, me molestaban las ambulancias por que según yo interferían en mi transitar por toda la ciudad,un día al estar platicando de mi molestia,se me acercó un parroquiano y me dijo mire jovencito, (una vez un señor transitando por la avenida principal se dio cuenta de que una ambulancia venía tras de el y este señor maquiavélicamente,se interponía para no dejar avanzar a la sirena sin ponerse a pensar que tal ves llevaba algún enfermo de gravedad,y asi se fue por largo tramo as ya que la pericia de el conductor pudo mas que la del señor en mención,a los cuantos minutos la esposa del sujeto le llamó para darle la mala noticia de que su único hijo se había puesto muy grave,y que en esos momentos se encontraba en terapia intensiva,este sujeto al conocer la situación de su hijo y ya con la dirección de la clínica se dirigió inmediatamente a ver,envuelto en llanto llegó al nosocomio,y al dirigirse al médico que lo atendía le dijo, si lo unieran traído mas rápido ahorita no estaría pasando esto el chófer de la ambulancia que aun se encontraba en el lugar,comentó doctor todo estaba bien,pero en el trayecto,un inconciente no nos dejaba avanzar todo el camino nos fue obstruido,(en ese momento el padre de el niño rompió en llanto)y dijo. Perdóname hijo de mi alma perdoname,desgraciadamente ya era muy tarde, ---asi es que aguas señores al mejor cazador se le va la liebre sean mas cuidadosos al manejar y darles preferencia a las ambulancias,puede ir un ser querido nuestro en ella.

José Cruz Pérez Rucobo

Originario de Cd. Juárez, cursé la carrera de Economía en la UACJ, me dedico al comercio como medio de subsistencia y al Periodismo como pasión.