25.46°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Martes 30 de diciembre de 2008

Escasean policías en Chihuahua por temor

Uno de cada 10 chihuahuenses prefiere profesiones distintas a las de policía por el temor de morir en forma violenta


Uno de cada 10 chihuahuenses prefiere profesiones distintas a las de policía por el temor de morir en forma violenta

Uno de cada 10 chihuahuenses prefiere profesiones distintas a las de policía por el temor de morir en forma violenta, además de considerar que los sueldos son bajos y en ningún modo corresponden al riesgo que se corre.

Al referirse a un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el director del Cuerpo de Inteligencia Policial (CIPOL), Saúl Hernández, dijo que además hay muchos prospectos que se rechazan por incapacidad.

Señaló que existen diversas causas por las cuales algunos aspirantes son rechazados para ingresar a la corporación, la mayoría de ellas por falta de preparación o capacidad.

Reconoció que cada día es más difícil lograr que más personas se acerquen a enlistarse en las filas de la institución, debido a que muchos de ellos no les satisface el sueldo o la disciplina que deben tener para ingresar a la misma corporación.

Hasta hace 10 años, dijo, ser policía era orgullo para la población, pero este sentir se ha perdido ante la desconfianza debido a la corrupción, que ha permeado a elementos de diversas corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno.

Un jefe de grupo de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), quien prefirió no identificarse, dijo que en más de 25 años de servicio no había visto como cada día los agentes abandonan las filas de la institución por diversas circunstancias.

Mencionó que la muerte violenta de varios de sus compañeros de muchos años, incluso quienes tenían unos meses de haber ingresado, ha generado zozobra e intranquilidad entre los demás de sus compañeros.

Opinó que hoy en día «ni ser policía es seguro, por eso cada día nos encomendamos a Dios para lograr regresar sanos y salvos con nuestras familias que nos esperan al terminar nuestros turnos».

Mencionó que a pesar de que en Chihuahua los sueldos son competitivos con otras entidades y ciudades del país, «no es suficiente para garantizar nuestra seguridad, más aún cuando el crimen organizado tiene sus ojos en muchos de nosotros».

A su vez otro oficial recién ingresado a la academia de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, Rubén Estrada, comentó que decidió alistarse dentro de las filas de la dependencia porque representa un reto para su persona, sobre todo por su familia.

Antes de ser policía, dijo, trabajaba en su negocio personal en la venta de aparatos de calefacción, pero debido a la crisis económica que afecta al país, dejó de redituarle y se vio obligado a cerrar para buscar otra opción para mantener a su familia.

Aclaró que conoce de los riesgos que contrae al ingresar a una corporación policiaca, por lo que tuvo que consultar con su esposa, quien lo aprobó a pesar de las circunstancias.