Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 22 de junio de 2017

Cargando...
Cargando...

Escenifican boda de Pancho Villa

por El Ágora 1349

El máximo acontecimiento social, a 100 años de la Revolución Mexicana.

Todo un éxito resultó la tercera escenificación de la Boda de Pancho Villa y Luz Corral, realizada este sábado 29 de mayo en San Andrés, Riva Palacio, Chihuahua. Un magno evento organizado por la Asociación Civil Tres Siglos Tres Fiestas región noroeste en coordinación con diversas presidencias municipales del estado. Desde temprana hora llegaron los asistentes vestidos a la usanza de 1910, a fin de remontarnos a los años en que el sacerdote español Juan de Dios Muñoz ofició, un 28 de mayo de 1911, la boda entre los dos enamorados, después de que el 21 de mayo se firmara el Convenio de Paz de Ciudad Juárez, lo que puso punto final a la dictadura Díaz.

Después de la representación religiosa en el Templo de San Andrés, se llevó a cabo el brindis de honor en la Hacienda de Bustillos, así como el tradicional vals de los novios y padrinos, y un festival cultural con la participación de grupos de danza, la presencia del Grupo Mezcal de Durango y entre otros cuadros artísticos que alegraron la hermosa tarde, al tiempo que los invitados disfrutaban el gran ambiente revolucionario que se prolongó hasta entrada la noche.

Primera boda revolucionaria

El 28 de mayo de 1911, una semana después de firmada la paz, el ya entonces coronel Villa, que había ayudado a Madero a derrocar a la dictadura, llega a San Andrés en donde el sacerdote español Juan de Dios Muñoz, oficia la boda entre los dos enamorados. La ceremonia es todo un acontecimiento social realizado en la parroquia de San Andrés pletórica de fieles, llena de de flores y con la novia impecablemente vestida de blanco.

Todos los habitantes de San Andrés asisten a la ceremonia y quedan como testigos de la primera boda hecha bajo los auspicios de la revolución, por lo que todos creyeron que este acto cambiaría el destino de los mexicanos.

El año siguiente, el 25 de febrero, nace en la ciudad de Chihuahua una preciosa niña bautizada con el nombre de Luz Elena. Fue así que Villa, a quien no le interesaba la política, vivía retirado en compañía de su familia, convirtiéndose en introductor de ganado asociado en un negocio de carnicerías con el señor Federico Moye.
Pero después de este breve periodo de paz en el que Madero tomó posesión como Presidente de México, Emiliano Zapata se lanza desde Morelos a una contrarrevolución, por medio del Plan de Ayala.

En Chihuahua, Pascual Orozco, el prestigiado maderista, lanza una contrarrevolución más agresiva que la de Zapata. Villa es llamado por Abraham González, gobernador de Chihuahua, para que preste auxilio. Abandona a su recién formada familia para luchar contra Orozco, al lado del Ejército Mexicano al mando del General Victoriano Huerta.

Huerta, un oficial ambicioso ligado al antiguo régimen, deseoso de llegar al poder, tiene sus propios planes y pronto se da cuenta de que no puede manejar a su antojo a Villa, ya ascendido a General Brigadier, así que trama deshacerse de él.

Victoriano Huerta ordena fusilar a Pancho Villa por insubordinación; salvado en el último momento por el Presidente Madero, Villa es enviado a la Penitenciaría de México para ser sometido a proceso por los cargos de insubordinación y robo de dinero que exigió a las clases altas de Parral, en forma de préstamos forzados.

Francisco Villa, por escrito, trata que el Presidente Madero lo ayude a salir de la prisión y lo envíe a España. Se defiende de los cargos alegando haber utilizado el dinero obtenido de Parral para el sostenimiento de sus tropas. Según argumenta, los cargos que le hace Huerta son injustos, pero no tiene suerte y abandonado a su suerte por un presidente legalista, se da cuenta que si permanece en cárcel sería asesinado durante el golpe de estado que el Ejército Mexicano ya prepara contra el gobierno maderista. Entonces, a pesar de los riesgos, decide escapar.

A fines de diciembre, Pancho Villa, utilizando un disfraz, escapa de la prisión de Santiago Tlatelolco y se dirige a El Paso Texas en donde los primeros días de 1913 se le unen su esposa y la pequeña Luz Elena. La única declaración pública que hace en El Paso, es que a Madero lo van a asesinar los mismos que lo “protegen”. Y así fue.

El Presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez, son aprehendidos el 18 febrero por el Ejército Mexicano y cuatro días después, ambos son asesinados.
Victoriano Huerta, el militar más brutal y sanguinario de todos los que intervienen en el golpe de estado, toma el poder por la fuerza de las armas y usurpa la presidencia de la república. Dos semanas después, Abraham González también es brutalmente asesinado en Chihuahua. Al mes siguiente Villa declara la guerra al nuevo régimen y en esas fechas, Luz Elena, la pequeña hija de un año y medio de edad, es asesinada en San Andrés, al aceptar un dulce envenenado.