Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 17 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

Está en Juárez pastor de exlíderes Maras

686

Está en Juárez pastor de exlíderes Maras

17 jefes de las 200 bandas de Maras Salvatrucha, depusieron las armas y se entregaron a un evangelio de paz

Juárez.- El pastor y evangelista puertorriqueño, Emerson Morales reveló que 17 jefes de las 200 bandas de Maras Salvatrucha que operan en El Salvador, depusieron las armas y se entregaron a un evangelio de paz en 14 días de trabajo en la fe; 5 de los antiguos líderes, ahora son pastores y predicadores que orientan a otros a salir de las garras de las drogas y la delincuencia.

Dijo que el sintió de parte de Dios venir a esta ciudad para ayudar con su trabajo evangelístico, y las dos presentaciones que se van a llevar a cabo están programadas para los días viernes 9 y sábado 10 del mes en curso en el gimnasio Universitario de la Ignacio Mejía y Montes de Oca.

Cuestionado sobre el trabajo que realizó en 1999 en El Salvador, en donde tuvo contacto con las bandas de los Maras Salvatruchas, y las posibilidades de que ese mismo se aplicara con la delincuencia de Ciudad Juárez, dijo que son cosas completamente distintas, pero en el trabajo espiritual que se pretende llevar a cabo en esta ciudad, hay confianza de que se logre limpiar los aires, como sucedió cuando llevó a cabo la cruzada en la ciudad de Monterrey, en donde llegó una paz espiritual después de cinco años y la violencia que se padeció dio un respiro a los ciudadanos pacíficos que añoran la tranquilidad.

Dio parte de su testimonio, dijo que a los 14 años de edad era el jefe de una pandilla integrada por 150 miembros en su natal Puerto Rico, fue entonces que su mamá lo envió a Nueva York, buscando con ello que se compusiera.

Empero, no fue así, sino que ahí le sirvió para envilecerse más y más, hasta el grado de llegar a los doce años siendo un adicto a la reina de las drogas, la heroína.

Su vida fue una verdadera desgracia, y cuando parecía que ya no tenía solución, porque siempre iba de mal en peor, cayendo de hoyo en hoyo, y haciendo cada día más daño.

En esos años dijo que pesaba 70 libras de peso, estaba jorobado y su caminar era torvo.

Y un día hubo quien le predicó a Jesucristo como el salvador de la humanidad, creyó al mensaje y su vida cambió de la noche a la mañana, eso fue un impacto para su familia, y todos los que lo conocieron se admiraban de los resultados.

Dijo que ese glorioso día, él sintió en su cuerpo como si caminaran millones de hormigas, y se hizo el milagro del derramamiento de la sangre de Jesucristo en la Cruz del Calvario, lo que tuvo un impacto increíble en la vida.

Dijo que de inmediato fue a predicarle a la gente que un día formó parte de su pandilla, muchos de los cuales fueron salvos.

Hoy, en la actualidad, en esta ciudad debe de estar sucediendo algo similar, porque a muchos de los que en el pasado se les hizo daño, hoy son los que andan haciendo males a la ciudadanía.

Ante eso, hace falta que los enfermos reciban un don de la sanidad divina, ya que es esta la verdadera forma de hacerle frente a la violencia y la maldad que está imperando en los aires de Ciudad Juárez.

Dijo que no hay evangelistas que quieran venir a esta frontera a predicar la palabra de Dios, él se dijo dispuesto y al servicio del mismo gobierno en caso de que lo quieran aprovechar.

El pastorea una iglesia en Houston, Texas, dice que desde ahí ha llevado a cabo campañas en varias partes del mundo y gran parte de su tiempo lo ha dedicado a México, ya que ha llevado a cabo trabajos de sanidad en los aires en varios estados del país.

Agradeció el apoyo de los pastores de Juárez y las facilidades que le han dado las autoridades municipales para que estos trabajos sean inmejorables y se pueda lograr buenos resultados, sobre todo ante esta ola de violencia que tiene atemorizada a la ciudadanía.

También dio a conocer que en los trabajos que van a llevar a cabo no se cobra un solo centavo, ya que se trata de dar de gracia lo que de gracia se ha recibido por parte de Dios.