19.75°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Miércoles 12 de enero de 2011

Exhorta IMSS a evitar sobrepreso en mochilas

Recomienda a los padres revisar los útiles para evitar peso innecesario


Recomienda a los padres revisar los útiles para evitar peso innecesario

El pasado lunes 10 de enero más de 25 millones de niños y jóvenes de escuelas públicas y privadas de educación básica regresaron a clases.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a los padres de familia a revisar las mochilas de sus hijos y cuidar que éstas no sobrepasen el 10 por ciento del peso del menor, pues de no hacerlo, la sobrecarga llega a provocar deformación en la columna vertebral u otras partes del sistema musculoesquelético; daño que con el tiempo llega a ser permanente.

La Delegación Chihuahua del IMSS, a través del área de Salud Pública destacó que debido a la fortaleza de la espalda del infante mientras cursa la primaria, al momento de cargar una mochila con exceso de peso no manifiesta dolor o alteraciones de forma inmediata.

Sin embargo, de continuar con este problema, así como presentar sobrepeso u obesidad, malas posturas al sentarse en las bancas escolares, caminar encorvado y/o dormir en un colchón con hundimiento exagerando, provocará mayor contractura y lesiones en la columna, dolor crónico que se manifiesta desde la preparatoria y de no ser tratado por especialistas en rehabilitación, las molestias y daños en espalda, cadera o rodillas son irreversibles.

Señaló el área médica que en las Unidades Médicas se han encontrado jóvenes y adultos que manifestaron llevar mochilas muy pesadas cuando niños, y manifiestan que cargaron 12, 15 o hasta 20 kilos de peso, cuando lo recomendado es no exceder el diez por ciento de su peso corporal. Por ejemplo, un infante de diez años de edad que cursa quinto año de primaria y pesa 40 kilos, no debería llevar más de cuatro kilos en su mochila.

Los terapeutas del Instituto recomiendan a los padres de familia solicitar al profesor o a su hijo el horario y las materias que tendrá cada día, así evitará cargar cuadernos, libros y útiles escolares que no requerirá; además, antes de que ingresen a la escuela, revisar que no lleven objetos innecesarios, como juguetes pesados.

Indican los especialistas que hay muchas alternativas para cuidar la postura y prevenir que de forma temprana se presente dolor y desgaste en la columna: evitar el sedentarismo prolongado, por ejemplo, ver por más de dos horas la televisión o jugar frente a la computadora, mantener un peso adecuado y hacer ejercicio, el cual genera células benéficas en el sistema óseo así como el líquido sinovial que circula entre las articulaciones.

Cuando ya existe molestia o un problema localizado de columna, las actividades que se deben realizar es caminata, 30 minutos al día a un ritmo pausado y natación en el estilo de crawl (libre).

El IMSS sugiere a los profesores de las escuelas que cada 45 minutos o máximo una hora, se interrumpa momentáneamente la clase y se permita a los alumnos realizar ejercicios de estiramiento y, de ser posible, caminar un par de minutos e incorporarse a sus actividades; de esta manera se evitarán problemas de postura y rigidez.