Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 31 de marzo de 2020

Cargando...
Cargando...

Exigen a Calderón resolver el caso Creel

222

Exigen a Calderón resolver el caso Creel

Que el presidente Felipe Calderón ponga los ojos en Chihuahua exigen los deudos

Creel— Los deudos de los 13 asesinados en esta población el pasado 16 de agosto, se manifestaron ayer en la ceremonia de premiación de la etapa Guachochi-Creel de la Vuelta Ciclista Internacional.

Las madres y hermanas de las víctimas entregaron ramos de flores a los ciclistas que ganaron los primeros lugares y una playera negra en señal de luto, al tiempo que exigían que las autoridades federales asuman la investigación.

Los deportistas recibieron los ramos y accedieron a colocarse la playera que tenía el nombre de alguna de las víctimas y en la espalda la fecha de la masacre.

Rodeados de un fuerte operativo de seguridad, alrededor de una decena de familiares y dos sacerdotes llegaron hasta la meta del trayecto, donde colocaron mantas y lonas con consignas en contra de las autoridades, a las que reclamaron no haber esclarecido el crimen al cumplirse 55 días de éste.

En una conferencia de prensa manifestaron su desconfianza en la Procuraduría de Justicia y exigieron que las autoridades federales atraigan la investigación de los hechos.

“Mi hermana y yo estamos amenazadas de muerte, nos quieren callar, pero estamos aquí para exigir justicia”, dijo Gloria Lozano.

“Que el presidente Felipe Calderón ponga los ojos en Chihuahua, todos los días hay muertos. Nadie nos hace caso. ¿Por qué la atención se centra en Morelia?, ¿por ser la tierra del presidente?”, agregó.

La mujer estuvo acompañada por otros deudos y por dos sacerdotes. Al final de la ceremonia de premiación encabezaron una rueda de prensa con medios de diversas partes del mundo.

“Exigimos que venga la PGR y agarre a los asesinos, ya no creemos en el gobernador y la procuradora. Mi hijo duró cuatro horas tirado en el suelo como un perro, si ese día hubieran tenido todas las patrullas que andan ahora no los hubieran matado”, añadió:

“A todos los funcionarios corruptos no les deseo el dolor que estoy viviendo, ojalá que nunca les maten a un hijo porque entonces sí sabrían del dolor que se siente y se convertirían en unos activistas que exigen justicia, como nosotros”, expresó.

Por su parte, el párroco Héctor Martínez dijo que los deudos optaron por hacer una manifestación pacífica de sus inconformidades en lugar de obstaculizar la carrera ciclista, como se especuló que ocurriría.

La meta de la competencia se instaló a unos cinco kilómetros de la zona urbana mientras agentes del Cipol bloquearon los accesos e impidieron que los pobladores llegaran hasta el lugar; sólo una pequeña caravana encabezada por el sacerdote Javier ávila logró arribar al sitio.

De manera simultánea se manifestaron familiares y amigos de Sandro Romero Romero, quienes exigieron su liberación inmediata porque lo consideran un “chivo expiatorio”.