Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 16 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Florence Cassez teme por su vida

209

Florence Cassez   teme por su vida

Nuestra hija no va a durar presa: padres de Florence Cassez

Francia.- Bernard y Charlotte Cassez, padres de Florence Cassez, están agotados. Llevan los últimos cinco años de su vida viajando desde Francia «donde residen» a México para visitar a su hija. La justicia mexicana determinó que Florence es culpable y la condenó a 60 años de cárcel por secuestro, pero ellos aseguran que es inocente y que no dejarán de luchar para defenderla. Pero dicen que ya no pueden más. Reconocen que Florence también está agotada e incluso afirman que temen por su vida. «Si la dejamos y se queda en esa prisión, no va a durar mucho. Es su pena de muerte», cuenta su madre. «Por eso estamos obligados a intentar traerla con nosotros», añade.

La pareja recibe a EL UNIVERSAL en un céntrico café de París. Durante la conversación reiteran que su hija es inocente, pero cuestionados sobre si pondrían la mano en el fuego también por su ex novio, Israel Vallarta, se limitan a responder «no sabemos». Aunque Charlotte asegura que una cosa está clara. «Él nunca ha sido jefe de la banda, no tiene ese carácter. A lo mejor ha podido hacer pequeñas cosas, como hacerla de taxista o en compras para conseguir dinero, porque no tenía, pero no sabemos».

Del proceso judicial, Bernard denuncia las muchas irregularidades que, según él, se produjeron. Dice que los testigos fueron torturados «como se comprobó» y que los jueces mexicanos no sólo «no estudiaron bien el caso», sino que ocultaron pruebas. Al presidente Felipe Calderón lo califica de «obstinado» por no querer aplicar el Convenio de Estrasburgo para que la joven pueda viajar a Francia a cumplir la condena aquí.

Aclara que ni él ni su mujer ponen en duda la justicia mexicana «como se nos ha acusado. Sólo le pedimos que respete los acuerdos de Estrasburgo, sean justos con Florence».

Durante la entrevista anuncian que en la reunión que tuvieron el pasado lunes con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, éste les dijo que le iba a proponer a Calderón la posibilidad de trasladar a Florence a Francia con la promesa de que cumpliría un determinado número de años de cárcel.

«Ojalá Sarkozy se lo proponga a Calderón y éste acepte», dice Charlotte, «así Florence podría estar en una cárcel en su país, Francia, y no a 10 mil kilómetros de distancia».

Sobre Calderón, Bernard dice que no lo conoce. «No sé nada de su vida, ni siquiera sé si tiene hijos, sólo me han dicho que es muy creyente. Pues entonces tiene que comprender que lo que pedimos es algo completamente humano. Y también debe saber que la Iglesia católica mexicana se ha posicionado a favor de la inocencia de Florence después de haber estudiado el expediente».

La pareja lamenta la situación de bloqueo en que se encuentran las conversaciones entre el gobierno francés que preside Nicolas Sarkozy y el mexicano, «chocamos contra un muro», aseguran, y reconocen no entender por qué Felipe Calderón no quiere acceder a la entrega de Florence. «Por qué hay ese ensañamiento con ella», se preguntan. «México ha pedido a Estados Unidos que acerque a presos mexicanos al país y en cambio no quiere ni oír hablar de traer a Florence a Francia», asegura Charlotte.

«El gobierno mexicano está obstinado y cierra completamente las puertas. Pero nosotros creemos que con diálogo y buena voluntad de las dos partes debe haber alguna forma para encontrar un acuerdo».

Sobre la decisión del gobierno de México de cancelar la celebración del Año de México en Francia en protesta por la decisión de Sarkozy de convertirlo en un homenaje a Florence, lamentan lo ocurrido y aseguran que a quien más va a perjudicar es a los mexicanos. «Nosotros le pedimos a Sarkozy que se anulara el año de México. Nos parecía que no se debía celebrar mientras nuestra hija estuviera en la cárcel», relatan.

«Pero cuando estábamos reunidos con el presidente llamó Florence y el propio Sarkozy le propuso que en cada acto se la recordara. Florence dijo que aceptaba y nosotros respetamos su decisión».

  • ¿Pero no les parece una provocación que Nicolas Sarkozy dijera que iba a dedicar cada acto a su hija?

«Es ella la que lo pidió para que fuera un momento de diálogo y para que se siguiera hablando sobre ella, para no olvidarla, es lo único que quería», responden los entrevistados.

Acerca de las supuestas irregularidades cometidas durante el juicio, denuncian que los jueces sólo tomaron en cuenta los documentos que culpabilizaban a la joven y todos los que la exoneraban fueron suprimidos y el que los testigos fueron torturados para culparla.

«Enfrente de la casa en la que vivían había un puesto de tacos al que Florence e Israel iban con mucha frecuencia. Los jueces nunca llamaron a declarar a la dueña que, incluso, tenía las llaves de la casa porque iba casi todos los días», explica el padre, que se pregunta: -¿Por que cinco años después de lo ocurrido no han juzgado a Israel si le acusan de ser el director de la banda de Los Zodiacos? «Pues porque no tienen pruebas con él», responde, para preguntar a continuación dónde están el resto de los miembros de Los Zodiacos.

Sobre los padres de Israel, a quienes conocieron en un cumpleaños en la casa de la pareja, los califican de muy normales. Y lamentan haber perdido el contacto con esa familia. «Llamé al abogado de Israel porque quería hablar con sus hermanos para intercambiar opiniones para poder reconstruir lo que pasó, pero no quieren comunicarse conmigo», dice Charlotte. «Y con Israel no puedo hablar porque está en una prisión de alta seguridad».