Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 23 de febrero de 2019

Cargando...
Cargando...

Formal prisión a extorsionador y ladrón

475

Formal prisión a extorsionador y ladrón

Ocho años de prisión sin beneficio a la condena condicional, fue la sentencia dictada a Manuel Oswaldo Velásquez

Ocho años de prisión sin beneficio a la condena condicional, fue la sentencia dictada por el Juez de Garantías del Distrito Judicial Morelos a Manuel Oswaldo Velásquez Gutiérrez por el delito de extorsión y posesión de vehículo con reporte de robo en perjuicio de propietario de una tortillería.

El ahora sentenciado, fue detenido el 21 de junio del 2010 en el término legal de la flagrancia durante un operativo que implemento la Unidad de Investigación de Delitos Patrimoniales de la Fiscalía Zona Centro, en el seguimiento a la carpeta de investigación de la denuncia que interpuso la víctima.

De acuerdo a la narrativa ministerial, el afectado recibía mensajes escritos y llamadas telefónicas en donde le amenazaban de muerte, pero además le expresaban que si no cooperaba “lo matarían a él, a su esposa e hija, para lo cual le exigían la cantidad de 300 mil pesos.

La detención de Manuel Oswaldo Velásquez Gutiérrez y Erick García Domínguez, Jesús José Sánchez Muñoz, (los dos últimos, fallecieron en el interior del Centro de Reinserción Social), se efectuó en el lugar que había fijado al afectado para la entrega del dinero, en un operativo implementado para salvaguardar la integridad física de la víctima, al momento de la captura, los sujetos tripulaban un vehículo Nissan Tsuro, modelo 2005, que contaba con reporte de robo en la ciudad de Delicias Chihuahua.

El día 23 de junio del año 2010 se llevó a cabo la formulación de la imputación por los delitos de extorsión y por el de delito de posesión de vehículo con reporte de robo previsto en el artículo 212 bis del código Penal del Estado y el día 28 de junio del 2010 se realizó la audiencia de vinculación a proceso.

Finalmente durante un procedimiento abreviado dentro de la causa penal 1261/2010, el 24 de enero del 2011, el Juez de Garantía encontró culpable al imputado sentenciándolo a ocho años de prisión negándole la condena condicional.