19.98°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 29 de diciembre de 2008

Foro Ley de medios

70 por ciento de estaciones de radio son de 14 familias y Azteca-Televisa tiene 90 por ciento de audiencia


En defensa de los medios como servicio público. Hay leyes que regulan el tránsito; hay leyes que regulan nuestros impuestos; hay leyes para intentar guardar el orden público; hay leyes que protegen a los menores o a la tercera edad. Pero en materia de disposiciones que regulen el trabajo de los medios de comunicación, México está entre los últimos lugares del mundo. Basta recordar que su Ley de Imprenta (la que regula el desempeño de periódicos y revistas) surgió en 1917, para confirmar lo anterior.

Ésa fue una de las conclusiones a las que llegaron los especialistas que, reunidos por la FIL en un foro organizado por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara (CUSH), discutieron el pasado jueves 4 de diciembre. En la actividad se abordaron temas como el derecho de los mexicanos a la información, los tratos entre las dos principales televisoras del país y el sistema gubernamental, y las acciones ciudadanas que se deberían tomar para sacar adelante una reforma que posibilite al país tener una Ley de Medios acorde con el siglo XXI.

Ante un auditorio del Hotel Hilton en el que predominaron los académicos, estudiantes de Derecho, Ciencias de la Comunicación y Ciencias Políticas, el ex senador Javier Corral, el periodista Javier Cantú y el académico Virgilio Caballero fueron moderados por Cristina Romo, académica del Departamento de Estudios Socioculturales del ITESO.

El cuarteto expresó su alarma por la precaria situación legal en la que se mueven los medios de comunicación mexicanos, y también por la reciente propuesta del senador priista Manlio Fabio Beltrones, quien, aseguraron, pretende revivir la llamada «Ley Televisa», a la que dio marcha atrás la Suprema Corte de Justicia de la Nación pues presentaba evidentes beneficios a TV Azteca y Televisa, afectando intereses nacionales.

En tono pesimista, el panista Javier Corral señaló que no percibe que en este sexenio vaya a haber una reforma en la ley de medios.«(Después de ocho años de presidentes panistas) las estructuras en las que ha descansado el autoritarismo mexicano son intocables», dijo. «¿Por qué es tan difícil lograr una legislación justa en México?», se preguntó, y de inmediato se contestó: «(Porque) La clase política no da para más, este sistema político no da para las grandes reformas que México necesita».

Para Caballero, las televisoras son depredadoras; maleducan a la población, ganan millones ofreciendo contenidos de baja calidad y tienen al Gobierno federal de su lado, a eso se podría sumar otra ventaja que promueve la iniciativa de Fabio Beltrones, la cual contempla que quien posea una concesión de radio o de televisión sólo necesite volver a pedirla para que se le conceda, produzca lo que produzca. En México se pretende que las concesiones duren hasta 20 años, cuando en el resto del mundo el promedio es de 8 años.

En su intervención, Cantú recordó que el 70 por ciento de las estaciones de radio mexicanas son propiedad de 14 familias y que el duopolio Azteca-Televisa concentra el 90 por ciento de la audiencia. Demandó la participación ciudadana a favor de una legislación de medios que coloque al ciudadano y al servicio público en el centro, en lugar de los intereses de los grandes grupos mediáticos. «Beltrones y Calderón se disputan el amor de los concesionarios», aseveró.

Como miembros de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi, www.amedi.org.mx) los ponentes informaron a los presentes que ya existe un documento en el que se repudia la iniciativa de Fabio Beltrones, titulado «La nueva iniciativa Beltrones reedita la Ley Televisa». Pidieron que se distribuyera y firmara para contribuir a detener lo que calificaron como una propuesta mañosa, tramposa y contraria al avance en el proceso democrático que requiere México.