Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 26 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Fracasan intentos por depurar Poder Judicial

195

Fracasan intentos por depurar Poder Judicial

Limpiar al Poder Judicial, como pidió el presidente Felipe Calderón, no es tan fácil como parece

Distrito Federal— El 41 por ciento de los jueces y magistrados removidos de su cargo por el Consejo de la Judicatura Federal entre 1995 y 2007, fueron reinstalados por orden de la Suprema Corte de Justicia, ante la cual pueden impugnar estas sanciones.

Un recuento realizado por Reforma indica que 9 de los 22 removidos ganaron sus recursos ante el máximo tribunal del país. Actualmente hay 950 jueces y magistrados en todo el país.

Entre los removidos están cuatro juzgadores destituidos por emitir sentencias favorables a presuntos narcos y secuestradores; dos señalados por acoso sexual a sus empleadas, dos por ineptitud y rezago y una magistrada que oficialmente no fue destituida, sino “separada definitivamente” por problemas mentales.

Fernando López Murillo, magistrado de Guadalajara destituido en 2003 por cinco sentencias favorables a narcos como Joaquín “El Chapo” Guzmán y Héctor “El Güero” Palma, ganó en la Corte el año pasado.
Aunque está suspendido porque sigue sujeto a proceso penal, López ya demandó al Consejo de la Judicatura el pago de salarios caídos que, según fuentes judiciales, podrían ascender a 14 millones de pesos.

Los otros ocho que ganaron en la Corte sí están en funciones. Estos incluyen a los jueces Jorge Carenzo y Enrique González, destituidos por emitir fallos a favor de un secuestrador y tres presuntos narcos, así como María Esther Rodríguez, señalada por su relación con el abogado de un ex director de Seguridad Pública de Baja California Sur acusado de traficar 10 toneladas de cocaína.

El Consejo de la Judicatura sólo puede aplicar sanciones por conductas administrativas, pero no puede revisar los criterios jurídicos de los jueces. La Corte resuelve estos casos en sesiones privadas y, por ejemplo, López Murillo y Carenzo ganaron en votaciones de 4 contra 3.

En los expedientes— El pasado 25 de noviembre el Consejo de la Judicatura Federal destituyó a un magistrado, cuyo nombre no se ha revelado, por retrasar varios meses la liberación de personas detenidas ilegalmente.

Se trata de la primera sanción de este tipo en 2008. El caso no ha llegado a la Corte.

De tres magistrados removidos por acoso sexual, dos ganaron en la Corte. Uno de ellos, José Trinidad Jiménez, se dirigió así a una subalterna:
“Mire, la mandé llamar porque me acaban de notificar esta pendejada que hizo, este escrito que presentó donde dice que yo ando con la abogada Tere, y sí ando y qué, eso qué, a quién le importa, pregunto, ¿a usted le importa?, qué, ¿está despechada o qué?, yo al contrario, ahora la veo con más pecho”.

Ello consta en el expediente del magistrado revisado por la Corte, donde finalmente se determinó que no era una conducta grave y reincidente, por lo que fue reinstalado.

Agustín Cerón, de quien la Corte no se apiadó, fue removido por acoso sexual a una viuda que tenía un amparo ante su tribunal colegiado.
“Mis ojos no se pueden quedar mirando hacia tus ojos porque se me van hacia tus senos”, le dijo el magistrado a la viuda.

Según el expediente, pese a los rechazos de la ofendida, el magistrado fue varias veces a visitarla a su casa.

La impunidad en cifras

B De 22 jueces y magistrados removidos, 9 han sido
reinstalados
B De éstos, 4 habían emitido sentencias favorables a
presuntos narcos y secuestradores
B 2 fueron señalados por acoso sexual
B 2 por ineptitud y rezago
B Una magistrada fue señalada por su relación con el
abogado de un ex director de Seguridad Pública de
Baja California Sur acusado de traficar 10 toneladas
de cocaína