Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 11 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Frío marzo

por Francisco Flores Legarda 315

Frío marzo

Joaquín Vargas despide a Carmen Aristegui de su empresa. Un asunto privado de inevitable dimensión pública.

En marzo hallaron muertos a dos encuestadores del INEGI en la Sierra de Chihuahua, en el municipio de Urique. Érick Fabián Paredes Valois y Jesús Manuel Pérez Montoya. Muertos no hacen ruido y el silencio los devora.

En marzo hallaron degollada a la precandidata Aidé Nava González, quería alcanzar la alcaldía de Ahuacuotzingo, en la Montaña Baja de Guerrero, bajo las siglas del PRD. Muerta no hace ruido y el silencio la devora.

Frío marzo, no te ahorraste el invierno, ni noticias macabras. Nos trajiste la mala nueva de la designación de una procuradora general de la república, la mala nueva de la aceptación senatorial de un ministro sustituto. Caen las hojas del calendario y todavía en marzo invernal, la desavenencia entre el patrón y la empleada dan la nota nacional. Joaquín Vargas despide a Carmen Aristegui de su empresa. Un asunto privado de inevitable dimensión pública, pues se trata del despido de la periodista más escuchada y comentada de México.

Nadie puede evitar relacionar este despido con las revelaciones que hizo la periodista y su equipo sobre la casa blanca de Las Lomas, propiedad de Angélica Rivera, esposa del presidente Peña Nieto. Una investigación periodística que en cualquier país con instituciones fuertes habría obtenido la respuesta expedita y contundente de la autoridad implicada. No fue así. Era los primeros días de octubre de 2014 y Peña Nieto dejó que la incredulidad y la desconfianza hicieran invierno en su sexenio. A la insuficiencia para despejar las dudas, desde la misma presidencia se hizo más espesa la especie de presunta corrupción, el nombramiento de Virgilio Andrade como encargado de la fantasmal secretaría de la función pública y la encomienda de despejar las dudas sobre la casa blanca. Todo un despropósito de inicio de año, pues la dependencia de marras no tiene habilitación plena para investigar a las esposas de los funcionarios, tampoco tiene la capacidad abarcante para investigar el ejercicio de gobernadores. Es el caso. Un engaño que lleva a extender el desprestigió de quien lo instruyó. El entuerto sigue ahí y el jorobado espera ser enderezado. Pero no hay interés de hacer la investigación, aunque se cuente con mecanismos para articular, si se lo proponen, un método indiciario en materia fiscal y crediticia desde la SHCP. Echar andar una investigación de tal naturaleza despuntaría una primavera institucional en cuanto a transparencia y rendición de cuentas ¿Estará dispuesto Enrique Peña Nieto a dar el paso?

Salud y larga vida y luchar para vivir.

@profesor_F