Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 21 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Fuero militar no es un ’privilegio’: Sedena

90

Fuero militar no es un ’privilegio’: Sedena

El general Gaytán se confrontó con defensores de los derechos humanos al participar en el foro de seguridad nacional

Distrito Federal— El subsecretario de Defensa Nacional, general de división Demetrio Gaytán Ochoa, aseguró que el fuero militar “no es un privilegio”, y recordó que la seguridad nacional “no es una tarea sólo de las Fuerzas Armadas”, sino de carácter integral. Consideró “impostergable” el diseño de una política que involucre a los tres niveles de gobierno y a los tres poderes de la Unión.

El general Gaytán y funcionarios del gobierno federal se confrontaron con defensores de los derechos humanos al participar en el foro “Importancia de la seguridad nacional en el marco de una sociedad democrática”, organizado en el Senado por la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) , Luis González Plascencia, reviró que defenderán los derechos de todos, hasta del mismo “diablo”, en referencia a las quejas que podrían promover los narcotraficantes.

Gaytán Ochoa defendió el Código de Justicia Militar vigente, a pesar de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para transformar esta figura.

“Cuando se habla de fuero militar no se trata de un privilegio; se trata de un sistema que prevé cómo deben de tratarse hacia el interior las Fuerzas Armadas”, dijo durante la primera mesa “Conceptualización moderna de la seguridad nacional, sus riesgos y amenazas”.

Lamentó que en la discusión del tema esté contaminado por “mucha carga ideológica y juicios de valor”, pues según el general el Código de Justicia Militar “prevé perfectamente que no todas las órdenes se acatan”, y que si el militar ejecuta acciones en contra de la normatividad vigente “está haciéndose cómplice de quien ordena”.

El general Gaytán pidió a los senadores invitar a las Fuerzas Armadas a la discusión de una eventual modificación al Código de Justicia Militar, pero explicó que más que modificarlo, la Sedena apoyaría “detallarlo más”.

“El Código de Justicia Militar que tiene décadas existiendo y que tiene décadas en vigor, establece perfectamente claro, en qué condiciones nos debemos desempeñar en el cumplimiento de nuestras labores; y en qué condiciones estamos impedidos”, precisó.

El funcionario castrense precisó que la diferencia entre quejas promovidas por supuesta violación de derechos humanos “es enorme” frente a las recomendaciones que realmente emite la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) o los órganos defensores de los derechos en cada entidad.

El subsecretario de Gobernación, Rubén Fernández, demandó incluir en la Ley de Seguridad Nacional las atribuciones que deben tener las Fuerzas Armadas cuando salgan a combatir al crimen organizado.

Revisar el catálogo de las atribuciones es la oportunidad de discutir los límites que deben tener cuando intervengan en caso que haya afectaciones a la seguridad interior, añadió.

Fernández aclaró que el caso del fuero militar no es un tema que sea materia de la Ley de Seguridad Nacional, pero convocó al Senado a discutir las reformas al Código de Justicia Militar que envió el Ejecutivo federal.

“Es una carta puesta en la mesa para empezar la discusión en materia de fuero militar que no puede esperar”.

El ombudsman capitalino Luis González reprochó a los legisladores diseñar leyes de seguridad que ponen los derechos humanos como elemento “accesorio”, y no como foco de la discusión. “El tema de derechos humanos es una especie de check list, que hay que anotar para garantizar los actos del Estado en materia de seguridad”.

Al inaugurar el foro, el presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, reconoció la necesidad de actualizar la legislación para fortalecer a las instituciones —como el Ejército— que en los últimos años han ayudado a atender el problema de la inseguridad, la delincuencia y del crimen organizado transnacional, y éstas tengan las suficientes garantías que les permitan llevar ese proceso con la debida claridad y transparencia.

Se pronunció por construir una “verdadera política del Estado mexicano” que no solamente llegue a complementar los deseos de un gobierno en turno sino que trascienda los sexenios, a efecto de garantizar al pueblo de México la paz en la que desea vivir.

El director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Guillermo Valdés, abrió el catálogo de las amenazas a la seguridad nacional: crimen organizado, terrorismo, grupos armados, debilidad fiscal del Estado, ciberseguridad, pobreza y desigualdad.