Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 18 de mayo de 2019

Cargando...
Cargando...

‘Gana Chapo control aquí y baja violencia’

1534

‘Gana Chapo control aquí y baja violencia’

Privilegia ‘compra’ de autoridades sobre expansión de homicidios, asegura análisis de la agencia Stratfor

La agencia norteamericana de análisis Stratfor atribuye la relativa disminución en la violencia que se ha registrado en ciudades como Tijuana y Juárez al control ganado en ambas localidades por el Cártel de Sinaloa, el cual, agrega un reporte de ayer, privilegia la compra y corrupción de autoridades por encima de la expansión de los homicidios.

“En el noroeste de México, específicamente en los estados de Baja California, Baja California Sur y Chihuahua (y en gran parte de Sonora), la Federación de Sinaloa controla directamente o usa de manera regular los corredores del contrabando y los puntos de entrada a los Estados Unidos”, dice el documento.

“Las condiciones de seguridad en las plazas bajo el firme control de Sinaloa han sido relativamente estables. De hecho, mientras Sinaloa estrecha su control sobre Tijuana, la violencia ha disminuido, y esperamos ver la misma dinámica en Juárez mientras Sinaloa consolida su control sobre esa ciudad. La estabilidad, sin embargo, puede estar amenazada si ‘Los Zetas’ intentan presionar en las ciudades controladas por Sinaloa”, agrega el texto.

En el reporte, titulado “Polarización y violencia sostenida en la guerra de cárteles en México”, la compañía identifica a los cárteles de Sinaloa y de los Zetas como los dos grupos predominantes en el país y asevera que ambos utilizan de diferentes formas la estrategia de “plata o plomo” para controlar territorios.

En ese sentido, dice Stratfor, mientras que los Zetas “prefieren la brutalidad”, el Cártel de Sinaloa privilegia la negociación.

“El liderazgo de la Federación de Sinaloa emplea más frecuentemente la primera (la ‘plata’), prefiriendo comprar y corromper para lograr sus objetivos. También frecuentemente provee información y datos de inteligencia a las autoridades y a través de eso usa a éstas como un arma en contra de los cárteles rivales”, dice el reporte.

“Sinaloa ciertamente puede y debe recurrir a la violencia despiadada, pero la violencia que emplea es únicamente una de las muchas herramientas a su disposición, mas no su táctica preferida”, agrega.

Stratfor es una compañía con sede en Austin, Texas, que distribuye información y análisis sobre conflictos en el mundo. Desde hace años ha monitoreado el desarrollo de la violencia en México atribuida a la disputa de diferentes organizaciones por el control del narcotráfico y, periódicamente, genera reportes en los que describe el estado en el que se encuentra cada agrupación mexicana.

En su análisis de ayer, como ha hecho desde al menos 2011, Stratfor insiste en que la organización de Vicente Carrillo Fuentes –con sede en Juárez– “no es ni la sombra de lo que era hace una década”, que está acorralada por el Cártel de Sinaloa y esta debilidad, dice, ha contribuido a una disminución de la violencia en esta frontera.

“La organización de Vicente Carrillo, o Cártel de Juárez, continúa debilitándose. Un elemento de Sinaloa asesinó uno de sus lugartenientes –Francisco Vicente Castillo Carrillo, integrante de la familia Carrillo– en septiembre de 2011. Esta organización, se informa, mantiene el control de los tres principales puertos de entrada a El Paso, pero se observa incapaz de expandir sus operaciones o mover drogas en gran escala a través de sus plazas debido a que está acorralada por Sinaloa, la cual parece haber erosionado el monopolio de los Carrillo sobre Juárez”, dice Stratfor.

“La organización de los Carrillo no es más que una sombra de lo que era hace una década, y su debilidad y su inhabilidad para combatir con efectividad los avances del cártel de Sinaloa sobre Juárez han contribuido a un menor índice de muerte en Juárez en 2011”, agrega.

Al final del reporte, Stratfor presenta un pronóstico para 2012 que asevera que la única forma en la que el gobierno puede disminuir la violencia es permitiendo que sólo uno de los cárteles mantenga el control sobre el país, o a través de una tregua entre los Zetas y Sinaloa que, sin embargo, la misma agencia considera como poco probable dados los altos grados de rivalidad y desconfianza que han mostrado las dos organizaciones.

“La única forma en la que el gobierno mexicano puede disminuir la violencia a niveles que puedan considerarse aceptables es permitiendo a un grupo convertirse en el dominante en todo el país, algo que no parece plausible en el corto plazo, o alguna especie de tregua entre los dos cárteles hegemónicos: Sinaloa y los Zetas”, dice.

“Es poco probable que tal tregua sea negociada en 2012, pero esperamos ver más retórica a favor de tal acuerdo como una forma de reducir la violencia”, agrega el texto.