Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 20 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

García Luna advierte al continente

56

García Luna advierte al continente

Genaro García Luna dijo que en la estrategia del hampa está la creación de una base social de apoyo por medio de la intimidación

JUÁREZ.— Las ganancias de los cárteles internacionales por la venta de droga en Estados Unidos ascienden a 64 mil 339 millones de dólares anuales, informó el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

Al participar en el foro internacional Inseguridad, dolor evitable. Acciones de Paz, convocado por la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), el funcionario explicó que antes de llegar al consumidor estadunidense, el valor de las drogas es de 17 mil 396 millones de dólares, por lo que las ganancias se triplican en las ventas al por menor.

Los 64 mil millones de dólares equivalen a más de tres veces las remesas que en 2008 recibió México (20 mil millones de dólares). Las drogas que los cárteles internacionales introducen a Estados Unidos son mariguana, cocaína, heroína, anfetaminas y éxtasis.

Por otra parte, García Luna, reveló que la estrategia del crimen organizado en el país incluye la creación de una red social que dificulta combatirlo debido al alto costo político que implica, pero, a pesar de ello, el gobierno federal no dará marcha atrás en los operativos conjuntos para desarticular sus redes delincuenciales.

En esta ciudad fronteriza, al presentar una conferencia en el foro internacional sobre inseguridad, García Luna aseguró que el crimen organizado en México trabaja bajo una estrategia mediática con tácticas de propaganda para generar un clima de violencia e intimidación social a través de acciones de alto impacto como ejecuciones extremadamente violentas en la vía pública, mensajes y amenazas en mantas instaladas en zonas concurridas y subir videos de sus acciones en internet.

Reveló que los estudios realizados por el gobierno federal en torno a las acciones del crimen organizado en el país con las mantas confiscadas, los detenidos y las casas de seguridad incautadas, se definieron cuatro objetivos inmediatos de los cárteles:

Primero, intimidar a grupos rivales para mantener y ampliar sus áreas de influencia; segundo, ampliar su cobijo social por intimidación y miedo; tercero, inhibir la acción de la autoridad a través de elevar el costo social y político de su combate y, finalmente, fomentar una contracultura donde la delincuencia se convierte en un sinónimo de éxito.

Ante ello, aseguró que la decisión del presidente Felipe Calderón ha sido que en lugar de replegarse bajo estos ataques del crimen organizado, se mantendrá una ofensiva en la que el Estado combata al delito de manera frontal, a pesar de que esto pueda significar para el gobierno un alto costo social y político.

En la conferencia, el secretario de Seguridad destacó que el crecimiento de grupos criminales en el país y la violencia por ellos desplegada en algunos estados como Chihuahua, se debe a causas múltiples, como el que han encontrado un mercado y consumo de droga en incremento. También, a que han trabajado bajo un esquema de protección institucional, que utilizan una logística bien estructurada para perpetrar los delitos y que lo hacen bajo un cobijo social evidente.