Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 17 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Gigante con pies de barro

por José Luis Delgado Acevedo 301

Gigante con pies de barro

Peña Nieto, precandidato presidencial puntero en las encuestas es un gigante con pies de barro

El exgobernador del Estado de México y principal aspirante del PRI a ocupar el Poder Ejecutivo Federal 2012 ha demostrado no estar preparado para ocupar con eficiencia la Presidencia de la República. En el Foro de materia económica organizado por la Fundación Colosio aquí en Chihuahua el pasado lunes de 10 de octubre, se ha exhibido el bajo rendimiento que en materia política y económica tiene el representante del grupo Atlacomulco en las elecciones internas del PRI. Peña Nieto había presumido en su sexto informe de gobierno que cumplió con los 500 compromisos electorales ante notario público que ofertó como candidato en 2005. Jamás dijo que esas promesas sólo abarcaban el 15% del presupuesto de egresos de los 6 años de su gobierno en el Estado de México. Menos, dijo que su entidad federativa ocupó el primer lugar en crecimiento de la pobreza a raíz de la crisis económica global de 2008-2009.

Pero, volvamos a la falta de consistencia programática y de discurso de Peña Nieto. En el mencionado foro de materia económica, utilizado por el PRI para iniciar su precampaña presidencial rumbo al 1 de julio de 2012, el otro precandidato el senador Beltrones, habló primero, luego 7 oradores expertos en temas económicos y financieros disertaron, sin decir nada nuevo sobre la economía nacional y menos alguna eventual y novedosa propuesta para solucionar los problemas económicos nacionales, terminó el evento con el discurso del precandidato presidencial preferido de Televisa, repitiendo en varias ocasiones que sus antecesores le habían robado las ideas. Es tan baja la capacidad discursiva de Peña Nieto, que en el foro tuvo mayor tiempo de intervención el senador Beltrones.

Dentro de las propuestas de Beltrones destaca la idea de un gobierno de coalición democrática, como forma para que sean aprobadas las reformas estructurales, laboral, fiscal y política, hoy detenidas por las ambiciones electorales del PRI, que tiene la mayoría en la Cámara de Diputados, pero que no se decide a ser cogobierno, posición que le entregaron los electores con su voto en julio de 2009. Peña Nieto en su decálogo de propuestas, pide mantener la estabilidad macroeconómica que es condición indispensable para poder crecer, tal y como se ha hecho durante los dos gobiernos del PAN. En el punto 3 promete impulsar a México como potencia petrolera y en el punto 6 habla de la necesidad de duplicar la inversión en infraestructura, y que podemos crecer de manera notable con un modelo de participación pública y privada. Sobre este último punto, es recomendable recordar que el PRI en este 2011, tiene detenida con su mayoría en la Cámara de Diputados, la ley que incrementa la participación público privada en inversión de infraestructura.

Faltan otros cuatro foros de la Fundación Colosio y estamos seguros que serán el escaparate que desnudará ante los ciudadanos la idea de que Peña Nieto es un gigante con pies de barro, que puede ser un candidato regular, pero es seguro que será un mal gobernante.