Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 18 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Gozan chihuahuenses al máximo la libertad de expresión

por Alfonso Villalobos 551

Gozan chihuahuenses al máximo la libertad de expresión

DÍA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN: No es extraño que las redes sociales estén tomando mayor relevancia e incluso sean calificadas como el 5to. poder.

A pesar de que los medios de comunicación, no solo de Chihuahua, sino en México y el resto del mundo, se han convertido en empresas dependientes de los presupuestos del Gobierno, de los partidos y políticos en general, la libertad de expresión que hoy celebramos en el país, no se ha detenido.

Todo ello, gracias a las redes sociales y el gran desarrollo de Internet, entre otras posibilidades que hoy se tienen.

La Libertad de expresión que hoy celebramos, se remonta al hecho de ser un derecho humano básico, constitucional, fundamental: inherente y necesario a la naturaleza humana, como catalizador de voluntades y mecanismo represor de violencias físicas, según el artículo del portal Noventagrados, publicado en el marco de esta celebración.

De acuerdo a sus orígenes, la libertad de expresión contribuye al ejercicio de otros derechos y libertades fundamentales como la libertad de prensa, los derechos de reunión, de asociación, de petición y de participación política.

En Chihuahua, México y el resto del mundo estos derechos y libertades políticas han sido coptadas por los grupos de poder, particularmente en lo que se refiere a medios de comunicación, debido al control presupuestal que ejercen sobre ellos.

Los grandes presupuestos que se han ejercido en el poder del estado, los municipios, las universidades, los congresos y dependencias en general, para pagar contenidos y publicidad oficial en medios de prensa, radio, televisión e internet, han deteriorado el ejercicio profesional de los medios.

En la actualidad es evidente, en la mayoría de los casos, que se obedece más a intereses políticos, a quien paga la nota o la publicidad, que a valores fundamentales como el bien social, el bien común, las sagradas libertades políticas, la ética y los valores universales del humanismo.

Hoy los medios que no reciben dinero del gobierno, simplemente se dedican a golpear a esa administración por su atrevimiento, en cambio, si reciben dinero del gobierno, se dedican a ensalzar el trabajo, en forma independiente de si es positivo o negativo el ejercicio.

Tema aparte es la generación de contenidos negativos por parte de muchos medios de comunicación (no todos), en relación a la ciudad o el medio ambiente en el que se desarrollan, publicando solo notas negativas de violencia o problemáticas que evidencian nuestras enfermedades sociales.

Ante este escenario, no es extraño que las redes sociales, estén tomando cada vez mayor relevancia e incluso ya sean calificadas como el 5to. poder, más allá de la influencia de los medios masivos de comunicación tradicional.

Prueba de todo ello son los casos viralizados de temas como la protección del medio ambiente, injusticias sociales, políticas y legales, entre muchos otros contenidos que la comunidad toma para si mismo y los reenvía, retuitea o promueve su difusión en forma libre, con una libertad de expresión al máximo y sin someterse a prejuicios o intereses detrás de la información que promueven los medios «profesionales».

Si tomamos en cuenta que la falta de libertad de expresión se refleja, no solo en la falta de información, sino en la información falsa o incorrecta que muchas veces se distribuye, o las trabas que se ponen al derecho a la información, nos queda claro que hoy las redes nos ofrecen una libertad plena.

Es importante dejar claro que el tema del desarrollo de tecnologías e internet, poco a poco ira influyendo además en el desarrollo adecuado de los medios profesionales de la comunicación, dejando atrás ese cordón umbilical que hoy se evidencia, en su relación o dependencia con el gobierno y la clase política en general.

Finalmente recordemos que en México, la libre manifestación de ideas, se consagrada la Carta Magna en los artículos 6º y 7º, siendo el Presidente Miguel Alemán Valdéz, quien estableció el 7 de junio de 1951 como el Día de la Libertad de Expresión en México.