Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 16 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Guardia de honor al beisbolista Héctor Espino

por El Ágora 184

Guardia de honor al beisbolista Héctor Espino

El más grande de Chihuahua fue homenajeado en la estatua en su honor, a 18 años de su partida

Chihuahua, Chih., Este lunes 7 de septiembre se cumplieron 18 años de la partida Héctor Espino González, considerado el mejor bateador de todos los tiempos en México, motivo por el cual se recordaron varios pasajes exitosos de la carrera deportiva del llamado «Supermán de Chihuahua».

El inolvidable pelotero chihuahuense Héctor Espino González fue recordado hoy por las autoridades del gobierno del estado y personalidades del deporte local, a los pies de la escultura en su memoria.

Este monumento, que se localiza en la entrada del Estadio de Béisbol “Manuel L. Almanza” dentro de la Ciudad Deportiva en Chihuahua capital, sitio donde se rindió el sencillo y emotivo recuerdo a este jugador inmortal de la pelota caliente de México.

Durante el homenaje al mejor bateador de todos los tiempos de México, se recordaron varios pasajes exitosos de la carrera deportiva del llamado «Supermán de Chihuahua» tanto en la LMB, como en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Héctor Espino es miembro del Salón de la Fama del Béisbol Profesional de México desde 1985, debido a la gran cantidad de marcas establecidas en sus 24 temporadas que tuvo en LMB y LMP.

La noticia de aquel triste 7 de septiembre de 1997

Héctor Espino González el jonronero chihuahuense se adelantó en el camino sin regreso en la ciudad de Monterrey un 7 de septiembre mientras dormía, un infarto lo sorprendió mientras descansaba en su casa. El toletero había tenido actividades sociales durante el día, ya que él y su esposa Carmen Vázquez, habían acompañado a su hijo Daniel a la petición de mano de su prometida.

El ídolo ya no despertó. Dejó de existir a la edad de 58 años, y sin que alguna enfermedad lo aquejara. La noticia de su deceso empezó a circular desde muy temprana hora por la radio, la televisión y los periódicos. El también llamado “Rebelde de Chihuahua” se había visto afectado anímicamente por el deceso de su hija Karla, dos años atrás.

Al día siguiente el ídolo fue sepultado en el Parque Funeral Guadalupe ubicado por la carretera a Ciudad Victoria, Tamaulipas.

“Los Inmortales del béisbol también mueren, físicamente desaparecen, pero sus hazañas quedan grabadas en la mente del público para siempre”.