Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 16 de febrero de 2019

Cargando...
Cargando...

Hacia el 2009

por Edna Fuerte 163

Los partidos deben hacerse responsables de sus acciones y trabajar en consecuencia

De cara al proceso electoral federal del año entrante, se está perfilando un escenario un tanto distinto al que vivimos en las pasadas elecciones, definido por una serie de circunstancias que impactarán en el comportamiento de varios actores involucrados: partidos, IFE, medios, gobiernos y, por supuesto, ciudadanos. Veamos algunas de esas condiciones.

Las penalizaciones impuestas por el Tribunal Federal Electoral a los partidos, sancionando actos en los que incurrieron durante la elección presidencial del 2006, han provocado fuertes inconformidades entre los partidos políticos a los que se les está multando con sumas considerables y ahora se espera que paguen y, más aun, que escarmienten en sus actitudes políticas para los siguientes procesos.

El cumplimiento de la ley implica que las autoridades implementen los mecanismos necesarios para asegurarlo; las reglas, en sí mismas, no tienen ninguna utilidad si no pueden ser aplicadas eficazmente, de modo que las disposiciones que ha tomado el tribunal para sancionar a los partidos deben ser cumplidas a cabalidad.

Finalmente la normatividad en una sociedad nace de la sanción, no podemos esperar que, ante el incumplimiento, no se haga nada. En el caso de los partidos políticos es aun más delicado el asunto, pues se trata de entidades públicas que se sostienen con recursos del erario, de modo que pagar estas multas es, digamos, «devolver» al Estado algo que se le dio y utilizó de una manera indebida.

¿Dónde está el agravio para los miembros de los partidos, si no se les está quitando dinero que les pertenezca?, es dinero de todos los mexicanos. Los partidos deben hacerse responsables de sus acciones y trabajar en consecuencia, si en este momento han sido multados es porque no han cumplido con los lineamientos que marca la evolución de nuestro sistema democrático.

Por otro lado, la nueva regulación que en materia de medios de comunicación se ha aprobado impactará directamente en la evolución del proceso electoral, pues la influencia mediática que hemos observado en las últimas campañas, se verá totalmente acotada con las nuevas disposiciones, y los partidos tendrán que construir nuevas estrategias en la difusión y creación de sus mensajes.

Veremos en esta campaña cómo se modifican las formas de acción políticas ante estas nuevas restricción y qué tanto abona esto en orden y eficacia de la vida política nacional en el terreno electoral, cómo impacta a los ciudadanos y qué implicaciones tendrá esto en la definición política de la ciudadanía. Las campañas mediáticas que encontraron su etapa cumbre con la aparición de Vicente Fox, o la «guerra sucia» del 2006, deberán desaparecer bajo esta nueva reglamentación, y lo que tendremos que observar es si con ello se consigue una mayor civilidad política, o se abren nuevas trincheras para las viejas batallas.

Los sistemas son perfectibles, evolucionan, se van adecuando a las nuevas exigencias de la sociedad, en este sentido, nuestro sistema electoral ha tenido vaivenes que lo han llevado de ser una de las instituciones con mayor credibilidad, a ser duramente cuestionado por la forma en como ha llevado el arbitrio de nuestra democracia, es necesario por ello que recupere la confianza de los ciudadanos, y el 2009 será un año crucial para ello.

Los partidos deben desarrollarse al nivel de las exigencias, generar aportaciones reales a la vida democrática y no continuar en esa versión parasitaria en la que están instalados. En una democracia partidaria éstos deben ser los puentes que vinculen a los ciudadanos con los gobiernos, el contacto más directo con la sociedad que haga real el concepto de representatividad, lo que hasta el momento no han sido.

Y los ciudadanos también debemos tomar parte activa en estos procesos, la reglamentación electoral debe encaminarnos a una educación democrática que fomente la participación, la conciencia y la valoración de lo público. Es sustantivo establecer una mayor cercanía entre la gente y la vida democrática, pues el «gobierno del pueblo» no puede omitir la presencia de éste y sólo recordarla durante los comicios. Las naciones se construyen de ciudadanos y no de votantes.

Para este 2009 hay muchas expectativas hacia el orden electoral que observaremos, y deberemos estar muy vigilantes de la forma en como se conducen todos los actores. No podemos asegurar que vivimos en democracia sin los pilares que la sustenten, la legalidad electoral es base de credibilidad, representatividad y gobernabilidad, no podemos permitirnos como Nación seguir en el desaseo y la muy poca vergüenza con que se conducen muchos de nuestros políticos en épocas electorales.

MEMORIA Y JUSTICIA

A 40 años de la noche de Tlatelolco se han levantado muchas voces de nuevo, la memoria es fuerte y preserva del olvido lo que aun es necesario. El 68 abre el episodio de la historia moderna de nuestro país, una historia inconclusa que se resiste a ser escrita porque aun se le está debiendo mucho, más que recuerdos pide justicia. Es justo saber, señalar, decir con claridad quiénes fueron los responsables; a cuatro décadas de esas muertes todos seguimos esperando saber. El olvido que condena a repetir la historia es el peor camino para los pueblos, nunca es tarde para la verdad.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios. Gracias.

Mensajes

  1. Oscar

    Desafortunadamente los politicos solo esperan los años electorales para andar de arratrados con los ciudadanos, a ver ahora con que nos sale si el estado esta de cabeza.

  2. NARKOGUERRILLLA

    Mis padres si apenas eran mallores el el 2 de oct de 1968

    Yo tengo poca relacion con ese suceso mas bien a mi me tocaron otras matanzas como las de Acteal y otras en algunos otros lugares del sur del pais.

    sin olvidar un sin numero de asesinatos cometidos contra indigenas en la sierra tarahumara por parte de compañias forestales sin escrupulos

    simplemente estos asesinatos pasaron al archivo muerto de los derechos humanos en nuestra ciudad capital, al silencio al olvido.

    Pero pienso que el 68 sigue vigente, sigue siendo actual, ami forma de ver pocas cosas an cambiado en 40 años.

    El gobierno sigue igual de represor, cuestio de recordar lo sucedido en Acteal y el reciente desalojo de la carretera de Morelos.

    Desde el 68 tambien los medios de comunicacion poco an cambiado, la unica diferencia es que ahora existe la television por cable, un puñado de televisoras nacionales y unas cuantas locales demasiado concerbadoras.

    Los noticieros se venden al mejor postor. Caresen de etica pasando opiniones llenas de odio contra el pueblo en cadena nacional mintiendonos con total sinismo.

    A mi forma de ver la libertad de expresion en los medios convencionales es un sueño en mexico.

    Recordemos que no solo con la espada se asesina sino tambien con la mentira. con el mal gobierno

    1. NARKOGUERRILLLA

      El gobierno sigue igual de represor, cuestio de recordar lo sucedido en Acteal,San Salvador Atenco y el reciente desalojo de la carretera de Morelos.

      No cabe duda que el gobierno contra los ciudadanos que se defienden con gritos y palos contra nosotros los ciudadanos las fuerzas del gobierno se lucen.

      Golpean reprimen con toda su fuersa al ciudadano que grita por justicia.

      Pero contra el cirmen organisado que anda armado y les conose la medida a las autoridades bueno pues contra esos criminales creo que ya sabemos cual es la historia no .

Edna Fuerte

Licenciada en Administración Pública por la UACH con master en Administración Municipal. Militante de izquierda desde hace 25 años y ex coordinadora de la campaña presidencial de Andrés López Obrador en Ciudad Juárez