Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 23 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Hallan a dos decapitados

1735

Hallan a dos decapitados

Una de las cabezas estaba arriba del abdomen de uno de los cuerpos

Juárez, Chihuahua.-Con la cabeza cercenada, presentando severas huellas de tortura, semidesnudos, además uno de ellos con los pies mutilados y vestidos sólo con ropa interior de mujer, fueron encontrados los cadáveres de dos varones en el cruce de las calles Plan de Guadalupe y Plutarco Elías Calles, del fraccionamiento Los Nogales.

El terrorífico hallazgo se suscitó la madrugada del domingo, justo a las 12:21 horas.

Una de las cabezas estaba arriba del abdomen de uno de los cuerpos, mientras que la otra a un costado del otro cuerpo, en el suelo (pavimento), portando una máscara de «El Diablo o Satanás».

Las víctimas vestían lencería de mujer y tenían narcomensajes y dibujos en su cuerpo.

La escena del hallazgo fue dramática, ante la mirada atónita de vecinos al ver las cabezas desprendidas de los cuerpos, así como las extremidades inferiores de uno de ellos, donde se reflejaba la crueldad que utilizaron para quitarles la vida.

Los hombres no han sido identificados oficialmente, aunque trascendió la versión de que se trataba de agentes municipales activos.

En los cuerpos mutilados las autoridades ministeriales encontraron sendos narcomensajes amenazantes.

En el sitio no se localizo ningún tipo de arma u objeto que presuma les quitaron la vida.

Como media filiación del primer cuerpo revisado: es de 30 a 35 años de edad, 1.75 de estatura, complexión regular, tez morena clara y cabello corto oscuro.

Vestimenta: ropa interior de mujer.

Heridas: desprendimiento de extremidades inferiores y extremidad cefálica.

El segundo cuerpo era de aproximadamente: 1.70 de estatura, complexión regular y tez morena.

Vestimenta: ropa interior de mujer.

Heridas: desprendimiento de extremidad cefálica.

Los peritos en Criminalística de Campo, no localizaron en el lugar del hallazgo, elementos balísticos.

Los cadáveres se encuentran en las instalaciones del SEMEFO, donde especialistas en medicina forense practicarán la necrocirugía médico-legal que determinará la causa de muerte.