Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 16 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Han decapitado a 10 en lo que va del año

202

Han decapitado a 10 en lo que va del año

Al menos en esta ciudad y el Valle de Juárez se han registrado 10 casos del primero de enero a la fecha

Juarez.- La decapitación es una práctica que se está volviendo recurrente entre los integrantes del crimen organizado en pugna. Al menos en esta ciudad y el Valle de Juárez se han registrado 10 casos del primero de enero a la fecha, donde además de la separación de la extremidad cefálica los agresores colocan mensajes de advertencia sobre los restos humanos.

De acuerdo a los protocolos de comunicación emitidos por la Subprocuraduría de Justicia, el primer caso ocurrió el 18 de enero en el exterior de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Praxedis G. Guerrero.

Los agentes preventivos encontraron sobre la banqueta, una hielera de nieve seca color blanco, con el logotipo de una negociación al costado y en el interior localizaron una bolsa de plástico transparente cubierta con hielo, que contenía la cabeza del comandante de Policía Manuel Castro Martínez, de 62 años.
Junto a la hielera fue localizada una cartulina de color verde fosforescente que tenía un mensaje escrito.

Hasta el momento el cuerpo del jefe policiaco no ha sido localizado, así como tampoco el agente que fue ‘levantado’ junto con él.

Dos días después, en la plaza principal del municipio de Guadalupe, Distrito Bravos, se reportó por la mañana el hallazgo de tres cabezas humanas nuevamente contenidas en una hielera de plástico.

Se trataba de Gerardo Aguirre, Juan Ortiz Ramírez y Víctor Elías ávalos ávalos, todos ellos residentes del lugar.

El contenedor de plástico en su interior tenía una bolsa de plástico transparente cubierta con hielo, que contenía las tres cabezas y sobre la tapa de la hielera había una cartulina con un mensaje escrito.

Días después fueron localizados al menos dos cuerpos de las víctimas.

Para el 31 de enero, a las 22:30 horas, se reportó una vez más el hallazgo de tres extremidades cefálicas en el poblado El Millón, colocadas cada una de ellas dentro de hieleras.

Los agentes ministeriales acudieron a la plaza pública y observaron los contenedores que tenían a su lado dos cartulinas color verde fosforescente con leyendas amenazantes.

Las decapitaciones se registraron en Juárez en los últimos días, ya que para el 16 de febrero, en el cruce de las calles Camino Viejo a San José y Diego de Alcalá fueron localizados dos cuerpos del sexo masculino sin vida.

Las víctimas no contaban con la extremidad cefálica. Ambos hombres estaban boca abajo y dentro de bolsas de plástico color negro, además presentaron golpes en el abdomen.

El último caso fue reportado este martes a las 20:35 horas en la intersección de las calles Camino a las Lomas y Avenida Tecnológico.

En el lugar fue asegurada una bolsa de plástico color negro que contenía una cabeza con basura, objetos personales y prendas de vestir en su interior, así como una cartulina blanca que tenía escrito un mensaje.

El primer cuerpo se encontró boca abajo sobre la cinta asfáltica y no contaba con la extremidad superior, asimismo se le apreciaron como huellas de violencia, múltiples hematomas, equimosis y excoriaciones en toda la superficie corporal, así como fractura expuesta de brazo y codo derecho.

La víctima fue descrita como una persona de 1.70 metros de estatura, complexión delgada, tez morena clara, cabello corto color negro, quien vestía un bóxer color naranja a rayas blancas y pantalón de mezclilla azul a la altura de las rodillas.

El segundo cuerpo estaba sobre el primer cadáver, una cinta adhesiva de color canela le cubría los ojos, y como huellas de violencia mostró hematomas, equimosis y excoriaciones en diversas partes del cuerpo.

Al igual que la otra víctima medía 1.70 metros de estatura, era de complexión delgada, tez morena clara y cabello corto color negro. Vestía un bóxer de color gris con elástico blanco, pantalón de mezclilla azul bajo los glúteos y calcetines blancos.

La autoridad reportó que en el camellón contrario fueron localizadas bolsas de plástico color negro, en cuyo interior había una bolsa plástica de color blanco que contenía la cabeza de uno de los hombres asesinados, misma que estaba cubierta en su totalidad por cinta adhesiva color canela.