Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 23 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Impacto económico del narco en Juárez

479

Impacto económico del narco en Juárez

Las consecuencias del narcotráfico en Ciudad Juárez no sólo se representa en cifras de muertos

Las consecuencias del narcotráfico en Ciudad Juárez no sólo se representa en cifras de muertos. La violencia de las bandas criminales también hacen mella en la economía de la ciudad mexicana más violenta del mundo.

Más de 5.000 negocios han echado el cierre desde finales de 2006, fecha en la que el presidente mexicano, Felipe Calderón, desplegó el Ejército como nueva estrategia para luchar contra los cárteles.

El representante de los empresarios del Estado de Chihuahua, asegura que al menos 100.000 personas han abandonado la ciudad en los últimos años, según declaraciones recogidas por la cadena BBC.

Un comerciante local lamenta que su familia ha tenido que cerrar dos de sus negocios de restauración y teme harán lo mismo con el resto en breve. Además, el empresario apunta que, en los últimos meses, los han asaltado en tres ocasiones y los han intentado secuestrar en otras dos.

En 2009, más de 2.500 personas murieron en Ciudad Juárez como resultado de la violencia generada por el narcotráfico. Estos datos han dado pie en los últimos meses a analizar el impacto de la violencia en el tejido social y económico. De ahí, la segunda visita de este miércoles del presidente Calderón a la ciudad, para la que ha prometido una comisión especial para elaborar un nuevo plan económico.

A pesar de todo, Ciudad Juárez, con más de 1,3 millones de habitantes, no forma parte de las zonas más pobres de México. La ciudad fronteriza produce casi el 45% del producto interior bruto (PIB) de Chihuahua, gracias, en gran parte, a la industria manufacturera, según apuntan analistas locales. Más de 300 maquiladoras ensamblan material importado para luego exportar el producto final, principalmente, a Estados Unidos.

El potencial del textil
Ante este potencial, la presidenta de la Asociación de Maquiladoras de Juárez, asegura que está en juego la consolidación de la ciudad como polo industrial en la frontera estadounidense. Además, muchas de esas fábricas textiles han tenido que invertir en sistemas de seguridad.

Al margen de grandes y medianas empresas, la violencia se ceba con los dueños de pequeños comercios. Algunos de ellos aseguran que reciben visitas semanales de personas que no se identifican, pero que les exigen el pago de una cuota a cambio de protección, un sistema similar al pizzo que la mafia exige en algunas zonas del sur italiano. Si no pagan, se exponen a que quemen su negocio o a que los agredan.

El propio presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Ciudad Juárez, Daniel Murguia, reconoce que las opciones para el empresario son pocas: «Pueden dejar el país o pagar la cuota. Ésa es la única elección que les queda. Tienen que pagar porque no hay una institución que los ayude», considera Murguia, en declaraciones a la cadena británica.

Una frustración que Calderón pretende atajar con su nuevo plan, que se espera que detalle esta tarde en su visita a Ciudad Juárez.