Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 18 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Influenza modifica códigos de urbanidad

133

Influenza modifica códigos de urbanidad

Esos gestos cotidianos son básicos para las medidas de prevención recomendadas por la OMS

Ginebra— Diversas maneras de estornudar tapándose con el ángulo del brazo o con la manga de la camisa, lavarse las manos con frecuencia o evitar saludarse de mano y darse besos en la mejilla: la OMS añadió nuevas formas a los códigos de urbanidad para evitar una pandemia de gripa porcina.

Esos gestos cotidianos son básicos para las medidas de prevención recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) frente al nuevo virus A (H1N1) y son considerados por los expertos de la organización como medidas esenciales y muy eficaces para contener la propagación del virus.

«Tomen las precauciones normales que se aplicarían durante una gripe de estación o un simple resfrío, nada es más drástico», explicó un portavoz de la agencia de la ONU con sede en Ginebra, agregando que tales medidas se basan en el «sentido común».

En medio de esas recomendaciones, la directora general de la OMS, con sede en Ginebra, la doctora Margaret Chan, anunció que renunció a la costumbre suiza de darse los tres besitos de rigor para saludarse entre hombres y mujeres.

«Es para mostrar a la gente que las cosas continúan, pero deben tratar de poner atención a los asuntos de higiene personal», dijo tras colocar al mundo en estado de alerta 5 ante un riesgo «inminente» de pandemia.

Como ella, el personal de la organización fue invitado a evitar, al menos por ahora, saludarse de beso y estrecharse las manos.

La medida fue ampliada a todo el personal de Naciones Unidas en Ginebra, donde miles de personas de todas las nacionalidades se cruzan en los corredores, salones de reunión, oficinas y cafeterías.

La única excepción respecto al asunto de estrecharse las manos al saludarse es que la prohibición «no se aplica a las reuniones diplomáticas», comentó una portavoz de la ONU.

Les buenas maneras siguen aplicándose en el marco de una buena «higiene respiratoria».

«No hay que toser frente a la gente, cúbranse la boca con un pañuelo o con la manga de la camisa», sugiere por su parte el director general adjunto de la OMS, el doctor Keiji Fukuda.

Lavarse frecuentemente las manos con jabón a lo largo del día disminuye el riesgo de atrapar el virus y por lo tanto transmitirlo al entorno, insiste la organización.

En lo que respecta a las máscaras higiénicas, la OMS las recomienda sólo para los enfermos, quienes tosen o estornudan con frecuencia y para los que atienden a personas afectadas por la enfermedad.

«No hay necesidad de ponerse la máscara si no se está enfermo», agregó una portavoz de la OMS.

La organización recomienda a los enfermos o a quienes tienen síntomas de la enfermedad —fiebre, tos, dolor de cabeza o molestias en la garganta— quedarse y evitar viajes, informar a la familia y a los conocidos y por supuesto consultar un médico.

«Si usted está enfermo, si tiene algo parecido a la gripe porcina o cualquier otra enfermedad, es más prudente quedarse en casa hasta que se mejore», insistió Fukuda.