Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 22 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Insuficiente plan de apoyo, dice IP

112

Insuficiente plan de apoyo, dice IP

Los apoyos que ofreció el gobierno federal a los sectores más afectados por la influenza son positivos pero insuficientes

México.- Los apoyos fiscales que ofreció el gobierno federal a los sectores más afectados por la influenza A (H1N1) son positivos pero insuficientes, coincidieron dirigentes empresariales y analistas económicos consultados, debido a que para algunos servirán para evitar mayores pérdidas, pero para otros como el turismo se requerirán medidas de más aliento.

Ayer, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, informó que para apoyar a los sectores más afectados ante la alerta sanitaria que impuso México se darán estímulos económicos por un total de 17 mil 400 millones de pesos. Sin embargo, 10 mil millones de pesos corresponden a la pérdida que tendrá el gobierno federal en recaudación por una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de hasta 0.5%, adicional a lo previsto, y no entran como dinero de apoyo.

El secretario de Hacienda también detalló, en entrevista radiofónica, que la emergencia por el brote de influenza en el país generará una pérdida económica de 30 mil millones de pesos, considerando un caída adicional del PIB de 0.3% y adelantó que se acudirá a créditos de los organismos financieros internacionales y ajustes al gasto para hacer frente a este programa emergente.

Sin embargo, algunos especialistas consideran que la cifra de contracción del PIB de Hacienda puede quedar rebasada.

José Luis de la Cruz, académico del Tecnológico de Monterrey, consideró que el impacto económico de la influenza será de 0.5% a 1% del PIB, con pérdida de empleos de 65 mil a 135 mil puestos adicionales.

Agregó que el impacto que proyecta Hacienda “está subestimado”, ya que la etapa de recuperación no va a suceder, porque la desaceleración se mantiene.

A esa situación se suman medidas que no impulsarán del todo a los sectores como el de los restaurantes que abrirán a menor capacidad; “los apoyos fiscales no son muy fuertes y no atiende a todos servicios afectados”, expresó de la Cruz.

Ayer, el Grupo Financiero Banamex ajustó a la baja su estimación del PIB de México para todo 2009, la cual se ubicó en -4.9%, pero no incluyen un estimado de los efectos económicos del brote de influenza A.

Por su parte, Jonathan Heath, economista en jefe para América Latina de HSBC, dijo que la Secretaría de Hacienda debería puntualizar cuánto tiempo supone que tendrá de efectos negativos la influenza sobre la economía para plantear un escenario de caída de 0.3% del PIB.

Sobre las medidas económicas que anunció ayer el secretario de Hacienda, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Miguel Marón, comentó que se debería prolongar entre dos o tres semanas más el beneficio sobre el pago de las cuotas al IMSS que plantea el gobierno, porque los empresarios no tienen liquidez suficiente ante la fuerte caída en ventas.

En tanto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) considera que ante la escasez de recursos en las compañías es necesario ampliar las medidas anunciadas.

“Respecto a las medidas relacionadas con el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), se debe permitir la deducción de los salarios en lugar del acreditamiento, o bien la deducción de prestaciones exentas que son obligatorias por disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, como lo son el aguinaldo y primas vacacionales, entre otras acciones”, expuso la cámara empresarial en un comunicado que dio a conocer ayer.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Salomón Presburger, acotó en entrevista que la reducción mensual del IETU sobre el ISR “ayuda porque da flujo, pero sólo se difiere el pago, no es un descuento”.

Según la Secretaría de Hacienda, se prevé que con esta propuesta “se reducirá la carga tributaria de las empresas durante este año en alrededor de 2 mil millones de pesos”.

Por su parte, empresarios del sector turismo, uno de los más afectados con la alerta sanitaria, pidieron acelerar las campañas de promoción dentro del territorio nacional y solicitaron completar el apoyo fiscal con medidas que alienten el turismo nacional.

Miguel Torruco Marqués, presidente de la Confederación Nacional Turística (CNT), dijo que será necesario aplicar una tasa cero a mexicanos, como ya sucede con las empresas extranjeras, en el turismo de grupos y convenciones organizado en el país.

Así, dijo, podrá reactivarse la infraestructura hotelera y el servicio de transporte aéreo y terrestre.

El gobierno federal también fijó su atención a los porcicultores, quienes han denunciado una importante caída en sus ventas al relacionar el virus con la carne de cerdo, por lo que incluyó medidas que permitan aumentar los créditos de la banca de desarrollo al sector; sin embargo, para los empresarios resulta poco alentador la propuesta.

El tema, explicaron, es la fuerte contracción que se ha tenido en la venta de carne al interior del país, ya que la gente no la consume por miedo al contagio.

En este sentido, lo que solicitaron al gobierno federal es que impulse el mercado interno con una fuerte campaña para eliminar la mala imagen que se generó con la carne de cerdo, además de que está comprobado que el comer este producto no tiene ninguna relación con el contagio de la influenza.

Finalmente, los empresarios del sector aéreo comentaron que la reducción de 50% a los derechos por los servicios a la navegación en el espacio aéreo mexicano no tiene un impacto tan relevante para el sector, además de que el gobierno estableció candados para tomar este beneficio.