Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 18 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Intentan militares desalojar casa en Chihuahua sin orden judicial

145

Intentan militares desalojar casa en Chihuahua sin orden judicial

Los hechos ocurrieron en el ejido Rancho de Enmedio, ubicado a un costado del aeropuerto General Roberto Fierro

Un grupo de ocho elementos del Ejército mexicano y una mujer que dijo ser agente de la Fiscalía General del Estado y portaba uniforme con las siglas de la dependencia, realizaron un desalojo domiciliario el día de ayer, sin contar con una orden expedida por un juez civil ni con la presencia de un actuario que avalara legalidad en los actos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 17:00 horas en una casa del ejido Rancho de Enmedio, ubicado a un costado del aeropuerto General Roberto Fierro, cuya propiedad es disputada por un militar y una viuda.

Una versión señala que hace cinco años, antes de morir el esposo de la señora Mayra Domínguez de 32 años, vendió la casa al efectivo militar, algo negado por Domínguez quien tiene un niño pequeño y asegura que la contraparte no posee documentos legales que avalen la propiedad genuina del inmueble.

El actuar de los soldados fue considerado por los afectados como un típico caso de abuso militar, señalando incluso que irrumpieron por la fuerza en la casa y forcejearon con la dueña, realizando además una serie de amenazas para forzarla a cumplir las peticiones de su compañero castrense.

La dirigente del Centro de Justicia para las Mujeres, Luz María Castro y el dirigente del movimiento “El Barzón”, Gabino Gómez, indicaron que interpondrán una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y ante la Fiscalía General del Estado por la serie de irregularidades que se presentaron en el ilegal desalojo.

Entre los delitos cometidos por los uniformados, se encuentran el uso indebido de vehículos oficiales, allanamiento de morada, amenazas, daños en propiedad ajena, despojo, abuso de autoridad y lo que en lo posterior resulte.

Enfatizaron también que pedirán rendición de cuentas a la Fiscalía para saber qué hacía una mujer con uniforme de la institución de justicia tratando de amedrentar a una familia para desalojar la casa, sin haber realizado el procedimiento que por ley se debe llevar en estos casos. “Estaba usurpando funciones”, aseguraron los activistas sociales.

Al final vecinos y familiares ayudaron a la viuda a regresar los muebles al interior del hogar, mientras los familiares del militar aseguraron que harán valer la propiedad de la casa, afirmando poseer los documentos necesarios para que un juez revise el caso y les dé la razón.

Por lo pronto, las acciones de los uniformados quedaron asentadas en la inconformidad de los afectados.