Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 22 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Irina Shayk cautiva en lencería

501

Irina Shayk cautiva en lencería

La modelo rusa no sólo tiene como mérito ser la imagen de Intimissimi, sino haber conquistado a Cristiano Ronaldo

Distrito Federal─ Aunque desde 2007, la modelo rusa Irina Shayk era la imagen de la marca de lencería Intimissimi, las miradas se posaron en ella cuando conquistó a uno de los futbolistas más codiciados del mundo, el delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo.

La particular belleza de la joven de 26 años atrajó el interés de los medios de comunicación, que ahora especulan sobre la próxima boda entre la pareja, a quienes en todo momento se les ve felices disfrutando de su relación amorosa luego de dos años y medio que llevan juntos.

Ambos fueron el punto de atención del Palacio de los Deportes en Madrid, donde disfrutaron del clásico del partido entre el Real Madrid y el Barcelona, ambos de la liga española del baloncesto.

A lo largo del encuentro deportivo, la pareja se mostró cariñosa entre besos y guiños de complicidad, de acuerdo a los medios locales, que lograron captar su emotividad.

Sin embargo, ninguno ha revelado el futuro de la relación, ni tampoco si se aproxima el contrato matrimonial tan esperado, pero los rumores se acrecentan acerca de su enlace, pues en las últimas semanas han compartido juntos un viaje a Las Maldivas y Dubai, aprovechando el cese de actividaes de la Liga de Futbol.

Fuentes cercanas a la pareja explicaron a la revista Semana que la boda está planeada para después de la Eurocopa de Futbol de Polonia y Ucrania, este mismo año, en Madeira, la ciudad natal del futbolista.

La rusa posó en poca ropa con atuendos navideños de Intimissimi en los festejos decembrinas de 2011, expresando su sensualidad, una figura perfecta y una sonrisa sencilla que cautivó a los ojos del mundo del modelaje al verla contonear sus encantos mientras cantaba un villancico.

Es así como Irina Sheyk continúa siendo la embajadora incondicional de la marca, simbolizando la sensualidad de la mujer contemporánea, aderezada con sus ojos verdes, el brillo de su tez dorada, sofisticación y un físico envidiable.

Sin embargo, su vida no siempre fue glamourosa. La joven de ojos profundos y cuerpo escultural creció en el pequeño poblado de Emanzhelisk, cuando éste pertencía a la URSS, dedicado principalmente a la minería. Su padre era minero y falleció de neumonía cuando la ahora modelo tenía tan sólo 14 años. Su madre trabajaba para mantenerlos.

Fue durante un trayecto en el tren entre Moscú y Chelyabinsk cuando su vida cambió al ser descubierta por un caza modelos, a sus tan sólo 18 años de edad.

Primero ganó Miss Cheliabinsk 2004 y a partir de 2007 se convirtió en la imagen de la marca italiana Intimissimi, que la ha dado a conocer como una de las mujeres más bellas y esculturales del mundo.