Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 2 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

La depresión posparto

341

La depresión posparto

Afecta a un 10 y 15% de las nuevas madres

Aunque tener un bebé puede ser uno de los más grandes y felices sucesos de la vida de una mujer, en ocasiones también resulta algo difícil y estresante.

El nuevo bebé necesita atención casi constante y comida cada tres horas, lo que provoca estrés, cansancio y falta de sueño en la madre, factores que, en conjunto causan obvias fluctuaciones en su estado de ánimo.

Si la tristeza y ansiedad, el temor o la confusión sólo duran de dos a tres semanas y luego desaparecen, es completamente normal, pero si continúan esos sentimientos más allá de ese lapso, se puede estar experimentando una condición más seria llamada depresión posparto, la cual llegan a padecer entre 10 y 15% de las nuevas madres.

Tal indicó el psicólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social, Miguel Estrada Montelongo, quien destacó que incluso la depresión puede ocurrir hasta los seis meses después del parto. Este padecimiento afecta a mujeres de cualquier edad y nivel económico. Estudios demuestran que las mujeres que han sufrido problemas de depresión con anterioridad, tienen más riesgo de padecerla que aquéllas sin antecedentes al respecto.

Las señales de la depresión posparto incluyen sentirse inquieta o irritable, llorar mucho, falta de energía, dolor de cabeza , preocuparse desmesuradamente por el bebé, no tener ningún interés en el recién nacido, sentirse inútil y culpable, o comer demasiado, con el consecuente aumento de peso.

Hay mayores probabilidades de experimentar depresión posparto si a la madre le ocurrió algo particularmente estresante durante el embarazo, como la enfermedad o la muerte de un ser querido, si el niño nació con alguna enfermedad o anomalía, si es adolescente, si se trata de un embarazo no deseado y si actualmente consume alcohol, o fuma.

El doctor Estrada Montelongo precisó que, sin embargo, es muy importante saber que la depresión posparto es tratable y que tarde o temprano va a desaparecer. El tipo de tratamiento depende de la severidad del caso, el cual puede combinar medicamentos antidepresivos y psicoterapia.

En el caso de las madres que están amamantando a su bebé, es importante hacérselo saber al médico, para estar en condiciones de recibir el medicamento adecuado.