Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 15 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

La diferencia entre Isabel y Marisela

por Luis Rubén Maldonado 1266

Isabel Miranda de Wallace y Marisela Escobedo pedían lo mismo: justicia por un crimen contra sus hijos.

Hugo Alberto Wallace Miranda fue secuestrado en julio del 2005. Desde el día en que desapareció su madre, Isabel Miranda de Wallace inició una cruzada para dar con el paradero de su hijo así como de los responsables de su desaparición. Isabel, saltó del anonimato gracias a la intensa campaña para localizar a su hijo: comenzó con anuncios espectaculares en las calles del Distrito Federal y se fue extendiendo a todos los medios de comunicación hasta convertirse en un caso emblemático de secuestro a nivel nacional.

Isabel Miranda de Wallace, madre herida, iracunda pedía al gobierno federal ayuda para encontrar a su hijo y a quienes los secuestraron. Pero, teniendo recursos, constituyó una asociación civil de manera rápida, denominada “Alto al Secuestro, A.C.”, y comenzó ella misma a realizar la investigación.

Pacientemente dio con las pistas y logró informarle a la autoridad donde estaban los miembros de la banda que secuestró a su hijo. De seis integrantes, Isabel Miranda encontró a cuatro, quienes están presos en distintos lugares.

Cuando la autoridad vio que la señora Wallace no escatimaba recursos para investigar y lograr que se hiciera justicia, se le unieron. La SIEDO y otros órganos policías del DF colaboraron con ella siempre.

Isabel Miranda de Wallace es hoy, en día, una celebridad. Hace unos días el presidente Felipe Calderón se dio tiempo para entregarle el Premio Nacional de Derechos Humanos 2010. En esa ceremonia, la célebre activista se dio el lujo de descartarse para ocupar algún cargo público, ya que es una de las mujeres más populares del país y no sorprendería verla en un cargo de elección popular, como se ha rumorado del también activista antisecuestro, Alejandro Martí.

El otro lado de la moneda es la también activista Marisela Escobedo. Su caso es más dramático que el de Isabel Miranda de Wallace.

Su hija, Rubí Marisol Frayre, fue asesinada por su pareja sentimental, Sergio Barraza Bocanegra, quien confesó haber cometido el crimen; describió cómo lo realizó y hasta perdón pidió a la familia de quien fuera su novia. El pasado mes de abril jueces de Ciudad Juárez, sentenciaron a Barraza Bocanegra con la libertad al no encontrar pruebas “científicas” para inculparlo.

En ese momento comenzó la lucha de Marisela Escobedo por encontrar la justicia. Su activismo, con recursos más humildes que los de Isabel Miranda de Wallace, tuvo frutos. Se apeló la decisión de los jueces y Barraza fue sentenciado a 50 años de prisión. Pero ya había huído.

Marisela investigó. Lo ubicó y pidió ayuda a la autoridad. Barraza volvió a huir. Y desde entonces sigue prófugo.

El pasado 8 de diciembre, en el aniversario de la UACh, Marisela Escobedo se manifestó ante el Gobernador con mucha impotencia; pedía ayuda para encontrar al asesino. Sólo pedía justicia.

Había recibido amenazas de muerte y siguió adelante. Su voz subía de tono para ser escuchada. Anoche, fue ultimada de manera cobarde afuera de Palacio de Gobierno y hoy sí, todo mundo presta atención al caso que permaneció por meses ignorado.

Duele la muerte de Marisela Escobedo.

¿Cuál es la diferencia de Marisela Escobedo con Isabel Miranda de Wallace?

Las dos pedían justicia por un crimen contra sus hijos.

La diferencia es que Isabel Miranda es una celebridad nacional gracias a que es una persona pudiente, y Marisela Escobedo exigía justicia de manera más humilde y logró la atención al caso de su hija Rubí, únicamente con su muerte.

La diferencia fue, pues, el nivel socioeconómico.

Exigimos justicia para Rubí Marisol y su madre Marisela.