Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 15 de diciembre de 2018

Cargando...
Cargando...

La familia representa la ayuda principal para el adulto mayor

por El Ágora 184

La familia representa la ayuda principal para el adulto mayor

Para los adultos de la tercera edad la familia constituye la principal fuente de ayuda y ofrecer sentimientos de capacidad, utilidad, autoestima, confianza y apoyo social.

Casi la mitad de la población de adultos mayores consideran que la familia, especialmente las hijas (43,5%), cónyuges (21.7%) y nueras (7.5%) son los encargados de los cuidados del enfermo.

Este perfil no ha variado mucho, en los últimos años el perfil típico son las hijas de 30 a 40 años de edad, casadas, con hijos y trabajando fuera del domicilio familiar.

Entre las razones por las cuales se decide cuidar a un enfermo: son la motivación altruista, por reciprocidad, por gratitud, por sentimiento de culpa, para evitar la censura y por obligación.

Es importante que la familia conozca cuál es su papel en el cuidado del adulto mayor, pues las dificultades en las que se enfrentan son a veces complicadas y originadas por estrés, conflictos, irritabilidad, depresión, soledad y preocupaciones.

La mayor problemática que se deriva en los cuidadores son los problemas con las parejas o amistades por no darles el tiempo que se merecen, la relación familiar se deteriora, se empiezan a alejar por la ausencia. Entre los problemas más comunes es con los hermanos donde solo algunos se hacen responsables, los demás ayudan poco, se enojan entre ellos e inicia el orgullo.

Además también deben de tener los cuidadores los conocimientos de los cuidados paliativos con la finalidad de mejorar la calidad de vida tanto del enfermo como el cuidador.

Tales cuidados proporcionan alivio al dolor y de otros síntomas, no pretender adelantar ni aplazar la muerte, integrar los aspectos psicológicos y espirituales de la atención del paciente, ofrecen un sistema de apoyo para que el paciente viva de la manera más activa y sin sufrimiento hasta el momento de su muerte.

Algunos consejos para los cuidadores es que lo principal es cuidar su estado de salud, esto le permitirá seguir cuidando al enfermo; es necesario dormir lo suficiente, no saltarse comidas.

Es aconsejable para no estresarse organizar algún tiempo para el ocio, la pareja, amigos, y no sentirse que está abandonando a su familiares por tener tiempo para usted. Compartir el cuidado con otros familiares o amigos para poder realizar descansos regulares.

Bibliografía: Gil, P., López, J.A., & Gómez, M.d.P (2013). Manual de Buena Practica en Cuidados a las Personas Mayores Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (Ed.)

Universidad Autónoma de Chihuahua
Facultad de Ciencias de la Cultura Física
Licenciatura en Motricidad Humana
Etiología e Involuciones del Envejecimiento
Elaborado por: Alejandra Varela Hernández, Omar Rivas Barrón y Zayra Yesenia Chaparro Baca.