Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 18 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

La mano del estado

por Edna Fuerte 195

La idea de un buen gobierno que tenemos ha quedado muy acotada por la sucesión de malos gobiernos que tenemos en nuestro haber. Ahora nos parece que uno bueno es el que no roba, o al menos no tanto, que hace algo por el pueblo, al menos un puente, y que tiene toda la voluntad de mejorar, aunque al final todo se quede en voluntades. Nada más alejado de lo que realmente debe ser. Puntualicemos:

§ Ser parte de un Estado, implica que la sociedad delega en un gobierno todas sus necesidades, que pone en manos de los funcionarios todo lo que le es fundamental y más para su buen desarrollo. Entonces ese gobierno se elije, libremente si se está en una democracia como la nuestra, y se le dan todos los elementos funcionales para que lleve a cabo su tarea.

§ El Estado, entonces, a través de sus manos que son el gobierno, debe hacer todo lo necesario para cumplir su tarea, y es ahí donde todos debemos verlo: en la vida de todos los días, y en la que prevé los días que están en el futuro, nuestro y de nuestros hijos: si usted se levanta por la mañana y va a su baño, el sistema de aguas es quien lo está acompañando, con abasto de agua potable y drenajes en funcionamiento; si luego va a la cocina para pensar en el desayuno, debe estar ahí el fomento a la empresa, la importación de alimentos, la revisión de calidad de los mismos, etc; luego, al salir de casa en camino a sus actividades, están las instituciones de obras públicas poniendo el pavimento debajo de sus pasos, los encargados de limpieza recogiendo la basura, y así es como sigue nuestro día, rodeado de las manos del Estado.

§ Un buen gobierno debe estar en todo, debe verse reflejado en nuestras necesidades cotidianas y en nuestros planes del porvenir, y en sus dimensiones, es tan obligado recoger la basura y pintar las banquetas, como generar ahorro público o trabajar los desechos pensando en el impacto ecológico. No hay tarea pequeña ni deleznable a la hora de hacer gobierno, porque en el día a día de la sociedad, todo está ahí de la misma manera.

Hablar de un buen gobierno está directamente ligado con la noción de bienestar, de desarrollo humano que tan magramente nos ha sido acotada. Cuando la ONU calcula el Índice de Desarrollo Humano de los países, las variables que utiliza para medir esto son muchas: alimentación, acceso a servicios de salud, educación, ingreso per cápita, acceso cultural, vivienda, desarrollo urbano, etc. En todo esto tiene su responsabilidad directa el Estado, entonces para hablar del buen gobierno, hay que pensar en las grandes y las pequeñas cosas, en lo necesario que son todas. Si nuestro gobierno municipal no puede acabar con la situación de inseguridad y violencia, eso no lo exime de recoger nuestra basura puntualmente; si el gobierno estatal no tiene la capacidad de acabar con la crisis económica, eso no le quita su responsabilidad en la infraestructura urbana; y si el gobierno federal está muy lejos para ver nuestras necesidades cotidianas y no son de su competencia, no por ello debe dejar de asegurarnos un plan que nos dé estabilidad en el futuro inmediato.
Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es ednafuerte@gmail.com para sus comentarios. Gracias.

Cd. Juárez, Chihuahua a 24 de Agosto de 2009